Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PIEDRA LUNAR

Tertulia sobre el barrio

En la tertulia de Cairasco tenemos el privilegio de que sus miembros son expertos en temas variopintos y cuando opinan lo hacen con criterio de autoridad. Esto lo perciben los lectores de tal manera que recientemente una señora, en la puerta de la Casa de Colón, nos saluda de forma espontánea y expresa su sana envidia con el deseo de participar en la misma, aunque fuera como oyente. Serán muy entretenidas, dice la señora, que vive en la calle San Bernardo. Dejamos el testimonio de su entusiasmo a la vez que es un indicador de que la actividad no la realizamos en balde.

Lino Torres, tertuliano especialista en urbanismo, deja caer de sopetón si realmente somos capaces de aproximarnos a la idea de barrio. Casi todos mostramos nuestra inseguridad. Viene espoleado por la invitación que hace el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria a partir de la línea programática sobre los presupuestos participativos "LPGC Decide" y su aplicación en los cinco distritos de la ciudad. Dice Torres que este año la convocatoria se abre a la ciudadanía en todas las fases del proceso. Los interesados podrán presentar iniciativas que aborden actuaciones en mantenimiento, infraestructuras, centros cívicos o iniciativas culturales.

Lino centra el tema y sostiene que el barrio es un concepto de geografía urbana o rural. En su definición primaria, es un área de la ciudad, con límites determinados, que ofrece unas características socio-históricas en los que habita un conjunto de personas que tienen sobre esa zona un vínculo de pertenencia. El barrio es, pues, un espacio de tipo físico. Sobre ello no hay duda. Sin embargo, el aspecto humano es lo que, dada su flexibilidad y la voluntad de sus habitantes de integrarse en el mismo, no queda tan claro.

Si partimos de Triana como ejemplo concreto, físicamente es la cuadrícula que abarca desde Bravo Murillo hasta la autovía del Centro y desde la Avenida Marítima a la calle Primero de Mayo. Este espacio configura una "pequeña patria" que da cobijo a los residentes y donde un determinado número de personas desarrollan una parte de su vida. Sin embargo, los habitantes del barrio tienen dentro del mismo dos espacios: el público, configurado por las calles, los supermercados, las farmacias, los comercios, las dos parroquias? Este espacio es compartido con otras personas, ya sean convecinos o procedentes de otros ámbitos, pero generalmente anónimas. Estos espacios públicos son áreas de confluencia y el hecho de la frecuencia de su uso es lo que puede llegar a crear un determinado lazo de conocimiento interpersonal, pero que no implica ningún tipo de compromiso formal.

Pero también hemos de tener en cuenta el barrio personal, constituido por un domicilio privado, una vivienda, inserta en esa cuadrícula urbana y que no comparte con los demás convecinos. Estos dos espacios, el público y el personal, crean dos tipos de relaciones como son las de dependencia y de independencia. Ahí se origina una cierta identidad común con una vecindad anónima, aunque con la posibilidad de poder establecer un vínculo de afectos con el entorno inmediato. El habitante del barrio se mueve con comodidad por sus calles, las que conoce muy bien, pues en algunos casos se ha nacido y se ha vivido gran parte de la vida en el mismo.

La existencia del barrio, como ente físico y comunidad humana, es lo que ofrece una seguridad a la administración municipal para poder actuar en el mismo, atendiendo a sus múltiples necesidades o profundizando en su propia cultura, para buscar la cohesión ciudadana. ¿Cuál es el proyecto del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria para el barrio de Triana, tanto en lo físico como en la integración comunitaria? Las propuestas que se hagan desde la línea de los presupuestos participativos podrán ser una ocasión para ahondar en la identidad de este aparente barrio que ofrece un déficit identitario frente a otros de la misma ciudad como son La Isleta, Guanarteme, San José, Hoya Andrea o Lomo de los Frailes. El debate queda abierto.

Compartir el artículo

stats