Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fernando Canellada

AZUL ATLáNTICO

Fernando Canellada

Periodista

Omella y Canarias

El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, es el nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Española. Sacerdote de Teruel, llega para introducir un nuevo estilo entre los obispos españoles, liberados ya de la férrea mano de emérito cardenal de Madrid Antonio María Rouco Varela y de sus herederos.

El cambio de Juan José Omella, la edad, la vida y el Espíritu Santo se lo permiten, pretende conducir a la Iglesia a un nuevo tiempo. Se esperan cambios tanto en su relación con el poder político, como en la creación de obispos que lideren a un pueblo de Dios deseoso de pastores evangélicos.

No es superficial la vinculación del nuevo presidente con la Iglesia de Canarias. Omella inició su camino episcopal como obispo auxiliar junto al palmero Elías Yanes, en Zaragoza, relación que ayuda a intuir la personalidad del nuevo líder episcopal y su sensibilidad eclesial. El recordado Elías Yanes, que dimitió el 16 de febrero de 2003, marca el final de una línea pastoral que transformó la Iglesia española tras el Vaticano II y pilotó la transición eclesial. Aquella generación de obispos, que abrió Vicente Enrique y Tarancón, y de la que puede considerarse heredero pastoral a Omella, tiene en Ramón Echarren uno de sus reconocidos prelados sin olvidar a Felipe Fernández, en Tenerife.

Omella, tan español como Rouco, y primer titular de una diócesis catalana que preside la Conferencia Episcopal, realizó meses atrás una visita a Santa Cruz de Tenerife para asistir a unas jornadas de formación del clero. Como nada sucede por casualidad, Omella se encuentra ahora ante una verdadera transformación episcopal. Doce diócesis están o bien vacantes o bien con el titular dimitido por edad, como Canarias.

El relevo de Francisco Cases, que participó la pasada semana en la asamblea de obispos que eligió a Omella, no solo coincide con el cambio del Nuncio del Papa en España sino también con a renovación en la Conferencia Episcopal. Y entre sugerencias de unos y decisiones de otros, propondrán el nombre del nuevo obispo de Canarias a la firma del papa Francisco, en este séptimo año de pontificado del jesuita Bergoglio, en el que un 30% de los sacerdotes elegidos para asumir la carga de báculo y mitra rechaza el nombramiento.

Compartir el artículo

stats