Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cira Morote.

OPINIÓN

Cira Morote Medina

Periodista

Cariño, recoge la ropa

El confinamiento hace que cualquier matiz de la realidad se convierta en una suerte de noticia para abrir el periódico de la vida a cinco columnas. La lluvia, por ejemplo. Mi madre es de Valsequillo. Vas con ella por el campo y le va poniendo nombre a todos los matos que se plantan (nunca mejor dicho) delante de su infalible ojo clínico. Pero es que, además, es geógrafa y distingue una lava aa de una pahoehoe con un geito que ya hubiera soñado el mismísimo Alexander von Humboldt. Todo esto, más su proverbial sentido común, forman un cóctel difícilmente superable. Pero, hay más. También es adivina de fenómenos atmosféricos. No me refiero a lo de mirar unas isobaras y dar el parte, que también. Ella se asoma a la ventana y te espeta con voz sentenciosa: "Cariño, recoge la ropa, que va a llover". Y lo clava. Hace un rato me lo advirtió... Uy, perdonen, que tengo que ir al tendedero escopetiada.

Compartir el artículo

stats