Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ANÁLISIS

Fin de semana teñida de rojo

Los inversores recogen beneficios tras el mazazo de los PIB europeos

Las bolsas europeas despidieron ayer la semana teñidas de rojo. El mazazo que supuso los primeros datos de crecimiento para las principales economías del Viejo Continente servía como excusa perfecta para la recogida de beneficios tras las intensas subidas de las jornadas precedentes. La reunión del BCE tampoco logró frenar las ventas y los principales selectivos cerraron en mínimos.

Los datos de crecimiento del primer trimestre del año publicados se han situado muy por debajo de las peores previsiones de los analistas. El PIB español sufrió un desplome histórico del -5,2% frente al -4,3% pronosticado. En Francia, el revés fue del -5,8% frente al -4,0% esperado. En el país transalpino, se observa una contracción del -4,7% frente al -5,4% esperado. La magnitud de las caídas, teniendo en cuenta que el confinamiento sólo estuvo vigente durante el pasado mes de marzo, nos da una idea de hasta dónde pueden contraerse las economías en este segundo trimestre del año, en el que la vigencia de las medidas de salud pública va a ser más prolongado.

Con semejante panorama, el selectivo español Ibex-35 descendía un -1,89%, pero tal y como sucediese en la jornada del pasado miércoles, logró un mejor comportamiento relativo frente a sus homólogas plazas europeas, gracias al buen desempeño de valores defensivos como Merlin y Red Eléctrica. En Alemania el DAX se anotó un retroceso del -2,22%. El CAC francés descendió un -2,12% y el MIB italiano, un -2,09%.

En el resto de activos tradicionales, tras la reunión del BCE, la rentabilidad del bono español a diez años cae, y por consiguiente su precio sube con intensidad hasta el +0,72%, mientras el petróleo vuelve a subir con fuerza. En el mercado cambiario, el euro se acercaba a los 1,09 dólares.

Compartir el artículo

stats