Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Durán

RESETEANDO

Javier Durán

Periodista

Un kilómetro

La distancia más cotizada es un kilómetro. Desconozco qué le ha llevado a ser la magnitud de referencia en la desescalada, pero imagino que los técnicos han dividido nuestros territorios en cuadrículas imaginarias sobre las que han soltado seres sin carne y hueso para ver qué grosor ocupaban, siendo su tamaño determinante o no para establecer una mayor o menor proclividad al contagio. Realmente todo esto es un suponer. No tengo ni la menor idea sobre la elección del límite, aunque imagino -o lo quiero imaginar- que se decidió con un enjambre matemático. Pero puestos a derrochar buen talante desconfinador, lo importante aquí y ahora no es el tamaño, sino más bien la calidad. Lo recomendable es olvidarse de aplicaciones para ver hasta qué punto urbano o rural se puede llegar, o qué puede encontrarse por el camino para reanimar sus endorfinas. No, nada de liarse con ansiedades. La genialidad es convertir el esquelético kilómetro en un vasto paisaje que le obligue a ascender y descender por caminos de una intensidad cromática indescriptible. A cruzarse con una fauna remota que ha explosionado durante el confinamiento y que se alimenta de las hierbas que crecen en los bordes de las alcantarillas. A mirar el cielo y seguir con la vista el movimiento de unas nubes o la estela que deja tras de sí uno de los poco aviones supersónicos que van de un punto a otro del continente. A observar a otros paseantes desconfinados e imaginar cómo son sus vidas, qué les espera en sus casas, qué van a comer, cuántas veces se duchan y si han tenido que resolver un conflicto por la intensidad del tiempo que pasan juntos. Otra cuestión a patentar es la multiplicación del kilómetro, pues es obvio que una misma persona puede hacer varias veces el mismo recorrido dentro de la franja horaria que le corresponde, convirtiéndose en un fijo entre los varios itinerarios de los que puede disponer. Y también puede exprimir el kilómetro desde las distintas opciones: acompañando al perro, haciendo deporte, asistiendo a un mayor, a un dependiente, en solitario ... Visto así el kilómetro, contra lo previsible, puede, sin embargo, dar mucho de sí. Estirarse como un chicle, tanto en lo mental como en lo espacial.

Compartir el artículo

stats