Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entre líneas

Una oportunidad de oro para el Puerto

Miles de personas no hemos parado de trabajar durante el periodo de reclusión por la pandemia y en el Puerto no se ha registrado ni un solo positivo en Covid-19. A pesar de que hemos arriesgado nuestro pellejo, trabajando en silencio y con humildad --sin esperar aplausos al atardecer ni reconocimientos colectivos-- para garantizar el suministro de los productos necesarios para la sociedad canaria, materiales imprescindibles para la sanidad en tiempos de epidemia, y para facilitar el tránsito de mercancías de primera necesidad a otros rincones del mundo. El Puerto de Las Palmas no ha parado, no ha dejado de ser operativo en estos tiempos adversos.

Es este un momento relevante, en el que nuestro puerto ha vuelto a demostrar su solidez, su integridad y su funcionalidad. Es un puerto con salud de hierro al que se le presenta ahora una oportunidad única para reafirmar su fortaleza en el mercado marítimo internacional. Es una ocasión de oro para unir fuerzas entre todos y posicionarnos en el mercado internacional como alternativa con garantías. Hay que potenciar la actividad portuaria en este instante clave y hay que recuperar tráficos perdidos y buscar nuevos clientes en el segmento de mercancías en tránsito.

A pesar del retroceso mundial de la actividad marítimo-portuaria, el Puerto de La Luz y de Las Palmas sólo ha registrado un descenso del 1,3% del tráfico total durante el primer semestre de este año, en comparación con el mismo periodo del año anterior. Seguimos moviendo en torno a los once millones de toneladas, unas 150.000 menos que en los seis primeros meses de 2019. Estamos hablando de cifras que constatan que, en comparación con otros puertos de nuestro entorno, apenas nos ha afectado la crisis derivada de la pandemia.

Ha llegado la hora de sacar partido a esta coyuntura. Llega la hora de poner en práctica lo que los empresarios escuchan en forma de promesa electoral cada cierto tiempo desde las altas esferas de los partidos políticos. Hemos de poner en marcha cuanto antes todas las líneas de actuación que estén a nuestro alcance para hacer llegar nuestro mensaje de excelencia sobre el Puerto de Las Palmas urbi et orbe. Es imprescindible reaccionar urgentemente con todas las fuerzas de partidos políticos, patronales empresariales, ayuntamientos, Cabildo de Gran Canaria, Gobierno de Canarias y Autoridad Portuaria de Las Palmas.

Atravesamos este año una travesía de reformas claves en el Puerto de Las Palmas. La modernización de su sistema de tasas, la gestión demanial y la actualización de los pliegos que regulan sus servicios portuarios está generando un intenso debate en el seno de la comunidad portuaria. Este debate intenso, ya sea en estancias administrativas o judiciales, debe seguir adelante en aras del mayor consenso posible entre los agentes implicados. Tenemos que hacer prevalecer el interés general en la búsqueda de esos acuerdos necesarios y evitar enfrentamientos cerriles que nos impidan progresar en la unidad de acción. No debemos tomarnos las diferencias de criterios como problemas personales. Hay que tener altura de miras y tirar todos juntos hacia adelante en pos del bien común.

Con orgullo, en el mejor sentido de la palabra, miro hacia el brillante azul de nuestra llamativa bahía de Las Isletas y vuelvo a sentir certidumbre y seguridad. Mirando hacia un horizonte abierto que parece infinito, siento recobrar fuerzas en mi refugio de La Luz para lidiar en cualquier batalla. Seguimos a pie de muelle.

José Mayor. Presidente de ONEPORT Presidente de la Comisión de Puertos de la Cámara de Gran Canaria.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats