Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EL ARTE DE COMUNICAR

Lo segundo que más hacemos en la vida

Dicen algunos expertos comandados por Malcolm Gladwell que si practicamos deliberadamente 10.000 horas en algo nos convertimos en expertos. No vale con practicar 10.000 horas. La práctica tiene que ser deliberada, consciente, intencionada.

¿Qué es lo que más hacemos en la vida? Piénselo, por favor. Cuando planteo esta pregunta en clases o conferencias las respuestas son muy variadas y, a veces divertidas: trabajar, dormir, comer, estar jodidos, hacer nada, hasta que alguien acierta y dice "respirar". Si dejamos de respirar nuestra vida se cercena puesto que su continuidad es incompatible con dejar de inspirar y expirar.

¿Qué es lo segundo que más hacemos en la vida? Comunicar. Nos pasamos la vida comunicándonos. Con las personas con las que nos relacionamos, con nosotros mismos. Incluso durante la noche, en sueños, seguimos comunicándonos.

Todas las personas que lean estas líneas habrán respirado y se habrán comunicado durante muchas más de 10.000 horas. En cambio, la gran mayoría no podemos calificarnos como expertos respiradores o comunicadores. Nos ha faltado que nuestra práctica sea deliberada, consciente y haber progresado gracias al estudio, la autocrítica, el esfuerzo, la mejora continuada.

Respirar conscientemente, respirar mejor nos hace tener una vida mejor. Los que practicamos yoga conocemos los beneficios de esa práctica que cura el cuerpo y la mente.

Comunicar conscientemente, mejorar nuestras habilidades comunicativas, convertirnos en artistas de la comunicación nos permitirá vivir mejor y construir una sociedad que apueste por el verdadero progreso. "Muchos de los problemas individuales - de relación con los demás, de estabilidad emocional y felicidad- tienen que ver con la comunicación. Una mejora de la comunicación facilitará el acceso de las personas a nuevas actitudes y una visión diferente de la vida que incluirá mayor generosidad, empatía, alegría, optimismo, humor, resolución de conflictos, sinceridad y pasión. Una mayor calidad comunicativa en la sociedad facilitará que progresemos ante los retos más importantes que afrontamos como seres humanos" (del libro El arte de comunicar, Editorial Almuzara)

El filósofo y sociólogo alemán Jürgen Habermas indica que la mayoría de las conversaciones están alejadas de una "situación conversativa ideal", que acoja diálogos que conduzcan a determinados consensos gracias a la utilización inteligente de la razón. Habermas señala que ese ideal comunicativo es el requisito para cualquier buena, productiva conversación cotidiana y es el semillero de la democracia radical que se construye, a su juicio, a través de la deliberación de las personas que intentamos llegar a la mejor solución posible.

Si practicamos el acto de comunicar de forma deliberada, consciente, voluntaria, generosa quizás estemos en el camino de ser expertos comunicadores y, aún más importante, partícipes de una sociedad más inteligente.

Compartir el artículo

stats