Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

OPINIÓN

Moda y transformación digital

La transformación digital va más allá de las innovaciones tecnológicas, el cambio de mentalidad y el comportamiento de usuarias y usuarios, es lo que sustenta esta tendencia. Si hablamos del mundo de la moda y belleza, hay que centrarse en tres aspectos importantes. En primer lugar, la digitalización en los procesos de fabricación, seguido de la innovación en materiales, como por ejemplo la impresión 3D, y en tercer lugar la relación con los clientes.

Si queremos saber de qué manera transformarnos digitalmente como marcas, no podemos entender el ecommerce como un fin, sino como un medio. Me explico. El ecommerce en sí mismo no es una oportunidad de facturar más, sino una estrategia para acercarnos a un cliente que cada día es más digital. Esta es la razón, por la que antes y después de esta tremenda crisis que estamos viviendo de la Covid-19, las marcas deben vender por internet, porque los clientes compran cada día más por internet y manifiestan necesitarlo.

Independientemente de la digitalización del comportamiento de las personas, esta pandemia que estamos viviendo lo está acelerando todo a pasos agigantados. Para muestra, mi propia experiencia con BEyMO, mi escuela online para el sector de belleza y moda. El 2019 fue el año del lanzamiento y el 2020 ha sido la consolidación. Sobre todo después del confinamiento, y el shock social hasta después de junio. La teleformación ya era una tendencia antes de la pandemia, pero ahora incluso estoy diversificando la actividad con el asesoramiento a docentes de la enseñanza obligatoria. Profesionales que tienen el gran reto de virar su actividad a la formación online.

Ya dije más arriba que la relación con los clientes era la tercera razón más importante de la transformación digital. La verificación de que los clientes son cada vez más digitales está en los datos del Estudio del Ecommerce 2020 de IAB Spain. En él nos encontramos los siguientes datos, de una gran contundencia:

- 7 de cada 10 internautas compran online, y eso se traduce a más de 22 millones de españoles entre 16 y 70 años.

- 3 de cada 4 compradores buscan y formalizan la compra online.

- La frecuencia de compra online es de 3,5 veces al mes, con un gasto medio por carro de 68 euros.

Estos datos se han multiplicado en plena crisis de la Covid 19, y han llegado para quedarse. Usuarias y usuarios han aumentado su frecuencia de compra online durante este período, y reconocen que mantendrán esta mayor frecuencia. Durante los tres meses de confinamiento, cada comprador ha realizado de media 7,4 compras con un gasto promedio de 96 euros.

Aunque en el confinamiento, los grandes sectores beneficiados han sido la Alimentación 48%, el Hogar 32% y la Tecnología y/o Comunicación 29%; todo lo que el sector de la moda había alcanzado hasta el cierre de 2019 no se ha mermado, sino que ha crecido.

En datos del mercado de la moda, según el informe de la venta de moda en España de 2019, de Kantar Insights España para Modaes, las ventas online de moda han supuesto en 2019 el 9,3% de la facturación de la moda en España, frente al 7,4% de 2018, casi dos puntos más. De esta manera, el canal online supera a los Grandes Almacenes, y se coloca como el quinto canal de ventas en España. A pesar de estos datos tan buenos, es cierto que el consumo online de España frente a Europa es más bajo. Reino Unido y Alemania con unos pesos del 29,1% y un 25,4% del total de la facturación de moda, respectivamente, son los países más importantes.

Si tenemos en cuenta que británicos y alemanes son los principales clientes turísticos en Canarias, a pesar de ser el turismo el sector más tocado por esta crisis, supone una oportunidad importante para el ecommerce de las marcas canarias de moda. Para ello el desarrollo de una estrategia publicitaria a través de buscadores y redes sociales, además del desarrollo de una distribución física en zonas turísticas, pueden ser factores clave de desarrollo.

La cosa está clara, si la digitalización de las marcas es un proceso necesario, y todo viene acompañado por un comportamiento más digital de clientas y clientes, y unos datos muy positivos en el mercado de la moda, es obvio que las marcas del sector estratégicamente deben centrar sus inversiones en la transformación digital si quieren crecer.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats