Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

eSports Talent Canarias

Simracing, un esport solidario

Durante estos últimos meses y la pandemia, el simracing ha dado un gran salto de participación e interés por muchos aficionados al motor. Los diferentes simuladores sobre todo competitivos han ido ganando protagonismo, entre ellos están Iracing, Assetto corsa Competizione o el mismo Gran Turismo Sport.

El auge que está teniendo el simracing ha permitido que muchas personas conozcan este mundo, así como también pilotos profesionales de distintas disciplinas han dado el salto de lo real a lo virtual y viceversa. Esto puede ser una oportunidad para intercambiar papeles, una gran oportunidad para dar un empujón a muchas futuras promesas que no tienen presupuesto para competir de manera real, y también para pilotos reales donde les puede aportar diversión y entrenamiento, sin riesgo y desde su casa.

Los simuladores sin duda llaman la atención por su hardware (volante, pedales…), además de las sensaciones realistas y únicas que son diferentes a cualquier videojuego jugado con mando. Esto es muy atractivo para los afortunados que disfrutamos del simracing o que pueden permitirse probar en casa de un amigo o en algún evento un buen setup, más de uno no ha dudado en preguntar cómo iniciarse en las carreras virtuales al quedar sorprendido de la inmersión de estos simuladores.

En los últimos años los simuladores han evolucionado de manera destacable sobre todo si hablamos de esport, donde cada vez más por sus funcionalidades online y la cantidad de nuevos campeonatos. El nivel que se ha conseguido es increíble, si tenemos una conexión optima el nivel de calidad es sobresaliente, donde puedes competir con gente de todo el mundo y en un mismo circuito, lo que ha llevado a una competitividad entre oponentes espectacular.

En este mundo no solo disfrutan los pilotos, el modo “espectador” de algunos simuladores es brillante, a tal punto que muchos cuando lo vemos en la tele lo confundimos con la realidad. En este apartado como espectador recalcamos la plataforma de streaming Twitch, un escaparate para todos los videojuegos y streamers que comparten sus carreras con sus espectadores, y créanme, tan divertidas y entretenidas como las carreras reales.

El pasado diciembre se disputó una carrera virtual de 24 horas donde competíamos desde nuestras casas y desde nuestros simuladores. Corrimos con nuestro equipo llamado SUP y en colaboración con Esport Talent Canarias las 24 horas de Monza, carrera con finalidad solidaria en la que cada equipo participante elegia una asociación a la que aportar su granito de arena, lo recaudado se iba donado a las organizaciones elegidas en dicha carrera a través de su streaming en la plataforma de Twitch.

Hubo un total de más de 50 equipos inscritos, cada uno formado por hasta 7 u 8 pilotos. Ejemplo claro de que estos eventos virtuales nos pueden aportar en momentos difíciles una ayuda para los que la necesitan y está claro que cuando se habla de solidaridad, muchos nos volcamos con la causa. Deseo y ojalá se puedan hacer más eventos como este.

En lo que nos involucra como equipo de simracing, contábamos con siete pilotos para realizar las 24 horas y en las que cada uno se hacía cargo de unas tres horas en el simulador de iracing. A priori puede parecer algo no tan difícil de conseguir, pero hay que tener en cuenta que una simple salida de pista te puede dejar varios minutos y horas en el box reparando el vehículo, o incluso lo que es peor, puedes acabar fuera de carrera. Se vuelve un desafío por ser un ejemplo de cooperación, sincronización y gestión en equipo.

Nos encontramos con el apoyo de los espectadores, los cuales se volcaron con la causa donando y obteniendo la increíble cantidad de 50.000 bits (moneda de Twitch), lo que se traduce en unos 400€ que serán donados a la Fundación Pequeño Valiente, nuestra fundación elegida. Los deportes electrónicos no solo nos dan horas de diversión o competición, también nos aportan valores que debemos fomentar a través de una competición sana como es el caso de la solidariad.

Siempre reitero que, si hay un esport con gran similitud a la realidad y que mantiene las bases y valores del deporte tradicional, ese es el simracing. Si podemos utilizar el simracing para proporcionar ayuda con gestos benéficos, ¿por qué no realizar más eventos solidarios y educativos cuya finalidad nos pueda aportar y sumar valores a nuestros gamers?

Compartir el artículo

stats