Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guacimara Medina

Opinión

Guacimara Medina

Mujeres Islas

Si trazáramos una delgada línea donde se diluyeran los nombres quizás tendríamos alguna oportunidad de “remendar” el tiempo heredado con las palabras necesarias, quizás no las justas, pero sí las necesarias.

Por esta razón, porque las palabras son las que designan la realidad que vivimos, he empezado esta reflexión compartida con el título del primer poemario, publicado en 1980, de Natalia Sosa Ayala, merecidísima protagonista del Día de las Letras Canarias 2021 y de la exposición bibliográfica y documental Natalia Sosa: renacer la misma, inaugurada en la Casa Museo Tomás Morales. No es mi pretensión revisar ni repensar el trabajo de la poeta que también se autodefinió en sus versos como “muchacha fatigada”, “muchacha ausente”, “muchacha pequeña”… “muchacha sin nombre”. No es esa mi intención. Sin embargo, cuando trabajábamos desde el mes de enero nuestra agenda de actividades, diversas y numerosas, con las que queríamos celebrar en los equipamientos y centros dependientes de la Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria la conmemoración del mes Marzo Mujer 2021 Mujeres líderes: por un futuro igualitario en el mundo de la COVID-19, dos fogonazos de luz se iluminaron rotundos y la “Muchacha sin Nombre” de Natalia Sosa se unió al concepto de “Muchacha-isla” que Pedro Salinas le dedicó a nuestra Josefina de la Torre, la poeta de la generación del 27, la actriz, la cantante, la guionista. Casi un siglo después, el cuatro de marzo, Fran Garcerá, Doctor en Estudios Hispánicos por la Universidad de Valencia, le dedicó una charla en la Casa Museo Pérez Galdós con un título igual de evocador La niña que vivía entre sus paredes.

Muchacha, este término tan nuestro, tan canario, tan cerca de nuestras querencias y de nuestra fragilidad, que Joan Corominas, en su Breve diccionario etimológico, hace derivar de “esquilado rapado” por la vieja costumbre de que los niños y jovencitos llevara el pelo corto” y de ahí mujer de corta edad, se nos presentó entonces como una especie de revelación instintiva. Mujer de corta edad, ¿quizás pequeña? ¿Quizás al amparo inconsciente de otra autoridad? ¿Frágil? ¿Delicada? Nada más lejos de la realidad.

Y como todo se imbrica en este mundo de “muchachas-mujeres”, supimos que Natalia Sosa le había dedicado un poema a Pino Ojeda en 1999 “Cuando es sombra la tarde”. Y nuestra Pino Ojeda, junto con sus coetáneas Lola Massieu, a la que festejamos el centenario de su nacimiento, y Yolanda Grazziani, son las protagonistas de la exposición en la Casa de Colón: Pioneras, galicismo que designaba en el siglo XII al “soldado de a pie”. En esa combatiente terminología nos ubicamos cuando le dimos título a este mes de Marzo Mujer 2021: Mujeres Líderes, conscientes del anglicismo “leader” con una voz muy marcada en el concepto de guía. Es relevante, y nada azaroso, reconocer la procedencia de estos términos que la lengua española adoptó a lo largo de su historia, y que nosotras hemos adaptado para este Marzo Mujer: luchadoras de “a pie” y guías valientes. Suena más sugerente, resistente y combativo.

Y con ese espíritu hemos proyectado dos actos en la Casa de Colón: una jornada de edición, creación y mejora de artículos en Wikipedia desde una perspectiva de género el 27 de marzo con el Movimiento Editatona, y unas jornadas de Ciberfeminismo los días 23 y 24 de marzo, donde analizaremos la brecha de género en el ciberespacio, el acoso cibernético, el lenguaje en la red, la representación de las mujeres en la ficción, y la industria de los vídeo juegos; conoceremos proyectos de ciberfeminismo que ya están funcionando y reflexionaremos sobre su futuro.

Pues de eso quería hablarles, de nuestras “muchachas sin nombre” del siglo XX, las que fueron y las que no debieron serlo, las que debieron y quisieron serlo, de las que tenemos constancia y de las que no sabremos ni sus nombres. Gracias a ellas, nosotras, mujeres en el siglo XXI, somos mujeres islas, ya no muchachas, ya no anónimas. Y muchas de ellas son las protagonistas del programa de la Consejería de Cultura en este Marzo Mujer 2021: Minerva Santana encarnada en Electra galdosiana en la Casa Museo Pérez Galdós; Rosa Mesa y su novela gráfica; María R. Cadenas con su exposición El espacio y la mirada en el Centro de Artes Plásticas; Candelaria González, Ayatimas Pérez, Beatriz Alonso y Luz Mila Valerón en la Casa del Obispo de Ingenio, sede de la Fundación Nanino Díaz Cutillas; Carmen Gloria Rodríguez Santana “pensando y (re)presentando” a las mujeres del Agáldar prehispánico y colonial” en el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada; Begoña Vera Guanche, en el proyecto + que Musas, en la Casa-Museo León y Castillo en Telde.

Todas son activas celebraciones de nuestra condición de mujer del siglo XXI, únicas, diversas y conscientes.

Compartir el artículo

stats