Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Cuervo

Artículos de broma

Javier Cuervo

Putin y la longevidad

Como somos una sociedad envejecida nos interesa la longevidad. Los magnates de las nuevas tecnologías se dividen entre los jóvenes que quieren llegar a vivir en Marte, porque ya dan por amortizada la Tierra, y los maduros que quieren alcanzar los 120 años. Están invirtiendo en eso miles de millones que ni ellos, ni sus objetivos merecen.

Sí merece un estudio de longevidad Vladimir Putin, que llegó al poder en Rusia en 1999, de interino y ahí sigue, sin perder un pelo, sin sufrir una arruga y sin permitir una oposición a sus 68 años. Es un caso único de presidente que dejó de serlo -porque la ley no permitía más de dos mandatos consecutivos- se fue de primer ministro y su sustituto, Dmitri Medvédev, le guardó el sitio. El delfín Medvédev no se volvió tiburón porque sólo llegó al cargo; el poder se lo quedó Putin. El presidente de la Federación de Rusia acaba de firmar una ley que pone su contador de poder a cero y le permitirá concurrir dos mandatos más, hasta 2036. Usted y yo que lo veamos.

En lugar de estudiar la longevidad en Putin hay un par de revistas científicas que han publicado trabajos que relacionan sexo y longevidad. En un diario ilustran la noticia con una pareja que parece joven -el pie de foto no indica que tengan 83 años- de lo que se infiere que están invirtiendo en futuro. Aunque no está claro. El estudio no concluye nada. Apunta que los problemas de la sexualidad empiezan con la edad -¡Caramba!- que en las mujeres influye mucho la sequedad vaginal -¡Eureka!- (omite en los hombres los problemas de erección, quizá para no caer en el falocentrismo), señala que tener orgasmos con regularidad es sano -algo que está al alcance de la mano de cualquiera- que el sexo es menos estresante en relaciones de confianza y que va mejor si se dice “te quiero” una vez a la semana. Lo he apuntado para los jueves, que tengo menos lío.

Mientras se pierde el tiempo en investigaciones irrelevantes y que nos desasosiegan cuando muere otra monja centenaria es posible que Putin llegue a los 120 años como presidente de Marte.

Compartir el artículo

stats