Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valores y contravalores en los esports

La práctica deportiva puede ser un escenario ideal para la promoción de valores. El respeto, la humildad, el sacrificio, la responsabilidad, la voluntad, la solidaridad o la deportividad, entre otros, son valores que se promocionan en contextos deportivos. De la misma manera, la práctica deportiva, también puede ser un magnífico espacio para el desarrollo de contravalores tales como el enfrentamiento, la inseguridad, la mediocridad, la arrogancia, el egoísmo, la irrespetuosidad o la violencia. De estas líneas se desprende que el fomento de valores o contravalores va a depender de las herramientas educativas o contra-educativas que utilice el entorno del deportista. 

Para atender la crisis de valores que lleva sufriendo nuestra sociedad hace años, desde el grupo de trabajo de Gesto Deportivo, hemos estado proponiendo a federaciones territoriales, a clubes deportivos o a centros escolares, proyectos que permiten potenciar valores y prevenir contravalores a través de la práctica deportiva. Pero la evolución tan vertiginosa que está sufriendo nuestra sociedad en general y en el deporte en particular, ha hecho que también tengamos que proponer herramientas formativas a los gamers que compiten en las esports. Más de 300 millones de personas siguen de forma habitual los deportes electrónicos, con algunos eventos que reúnen a más personas delante de las pantallas que el deporte tradicional. Incluso es ya el Comité Olímpico Internacional (COI), el que considera los esports, el deporte virtual, digital o el gaming como parte esencial en su nueva estrategia 2020+5. Los valores del deporte deberán ser la guía de estos nuevos modelos digitales de la competición deportiva. Los clubes de esports, en su rutina diaria, llevan a cabo su preparación física, psicológica como el cuidado de una correcta alimentación. Igualmente clubes deportivos, federaciones nacionales e internacionales, ya han incorporado este modelo digital como un medio de integración natural de un nuevo ecosistema deportivo. Vivir lejos de la realidad nos llevará a no ver un futuro sostenible del talento humano. El deporte como eje catalizador cultural está llevando a cabo su propia transformación digital sin miedos pero respetando sus valores. Iniciativas como la NBA, la FIFA, la FIBA, el tenis, el automovilismo con los simracing o el ciclismo con las competiciones virtuales nos abre los ojos ante el COVID que ha acelerado su desarrollo.

Los gamers son personas y deben ser respetados como tales, apoyándoles en el ámbito educativo y formando a quienes les rodean, padres y madres, educadores, fundamentalmente. De esta manera, los agentes señalados, harán un buen uso del contexto y espacio digital.

Existen ya iniciativas públicas innovadoras donde se combina el deporte tradicional con los esports, destacando el proyecto llevado a cabo por el Consejo Deportivo del Baix Llobregat, Barcelona, “e-sports, aprendemos como es jugar en digital”. Proyecto con una finalidad clara, la educación en valores, los hábitos saludables y la práctica deportiva.

Una propuesta integral de formación, evaluación e intervención, para un adecuado desarrollo moral de los gamers se hace necesario. Para ello, desde Gesto Deportivo se proponen plataformas formativas online que permitan promocionar valores. Se elaboran App(s) que permiten evaluar los valores o contravalores que aparecen en las esports, y se proponen protocolos de intervención cuando se detectan, a través de la(s) App(s), contravalores. Sólo mediante este tipo de propuestas, se lograrán promocionar valores como los señalados al principio de este documento y reducir los contravalores

Compartir el artículo

stats