Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

tribuna

La confianza, clave para la recuperación

A pesar de encontrarnos aún en plena pandemia, el tejido empresarial ya se está preparando para superar el derrumbe de la economía española en 2020, potenciando sus proyectos y actividades de negocio para comenzar este año la recuperación económica.

El impacto de la pandemia en la actividad empresarial ha sido desigual en los diferentes sectores castigando severamente al sector turístico, de ocio y restauración, con un peso relevante en la economía canaria.

De hecho, casi la mitad de las empresas canarias señalan que su situación actual es ‘sensible’ y que van a sortear el temporal a través de las medidas que están ya aplicando, según se desprende de los datos regionales del informe Perspectivas 2021 que elabora KPMG en colaboración con la CEOE. Los directivos canarios encuestados identifican 2021 y 2022 como ejercicios de transición, en los que la facturación irá creciendo de forma progresiva. Eso sí, un 48% considera que no volverá a niveles previos a la pandemia hasta pasado 2022.

La recuperación se asentará en la medida en que se incremente el nivel de vacunaciones en España y en los países europeos con Canarias como destino preferente, la gestión de la movilidad a nivel local, nacional e internacional, y por tanto se acelere la actividad de bienes y servicios y el consumo, que facilitará la obtención de liquidez. En este contexto, cobra especial relevancia aprovechar al máximo la oportunidad que abren los fondos del plan Next Generation EU, que actúen como palanca para estimular la recuperación y transformar y modernizar el tejido productivo canario.

Esta crisis nos ha demostrado que la confianza y la transparencia son activos intangibles claves para el negocio, que debemos atender, y ha supuesto un ensayo general de lo que será la gran transformación del modelo productivo actual para hacer frente a los retos del futuro.

Las decisiones de los grupos de interés se toman en base a la confianza depositada en la información financiera y no financiera, siendo la auditoría un elemento clave. Las empresas deben apoyarse en expertos independientes de acreditada experiencia que aporten valor y contribuyan a generar confianza, siendo esenciales para llevar a cabo sus planes de crecimiento.

Un elemento fundamental para la economía canaria radica en sus empresas familiares. En el contexto actual resulta fundamental que para aprovechar la recuperación económica que se vislumbra estén bien preparadas en aspectos claves para seguir desarrollando el proyecto empresarial como el gobierno corporativo, sistemas de control adecuados o la auditoría de la información financiera.

Nuestra experiencia nos ha demostrado que el conocimiento y las capacidades del auditor y sus equipos generan confianza en los accionistas y otros grupos de interés. Se impulsa la transparencia del entorno de negocios de la empresa, facilitando la toma de decisiones relacionada con la financiación de nuevos proyectos de inversión o por necesidades de refinanciación. También fomenta las buenas prácticas en la gestión y el reporting de las empresas y potencia la mejora de los sistemas de control interno y la adecuada práctica de las normas contables, fiscales y financieras. También las capacidades tecnológicas en la auditoría supondrán una ventaja para las empresas locales, que dispondrán de mejores análisis internos para su toma de decisiones.

Con los cambios en los modelos de negocio, regulatorios, canales de venta y la posibilidad de acceder a fondos europeos resulta más conveniente que nunca apoyarse en expertos multidisciplinares que conozcan los distintos sectores económicos y la realidad insular.

También el entorno regulatorio es cada vez más exigente con los administradores de las empresas, cuya responsabilidad incluye la formulación de las cuentas anuales que deberán reflejar la imagen fiel de la situación financiera de las empresas. Contar con expertos acreditados para verificar que esa realidad se refleja de forma completa y correcta aporta seguridad a todos los grupos de interés.

Ahora que en KPMG cumplimos 50 años en España y con la experiencia territorial, es buen momento para recordar el valor que aportamos a las empresas medianas y familiares y el que queremos seguir aportando para contribuir al desarrollo y progreso de la sociedad.

Compartir el artículo

stats