Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

Amo a la danza

Siempre amé a la Danza, amo a la Danza y moriré amando a la Danza.

Desde que tengo uso de razón soñaba con bailar, no sabía cómo lo iba a hacer, pero sabía que un día volaría sobre un escenario bailando, la única solución que veía de pequeño era bailar en la calle con los amigos del barrio, en lasreuniones familiares y en las fiestas del internado San Antonio, donde estuve varios años.

Una vez pude informarme cómo poder expresar todas las ganas que tenía de bailar, tuve la gran suerte de conocer a Óscar Millares que daba un curso de danza, más tarde Óscar montó una compañía que se llamó Infraganti, sin conocerme de nada y sólo de verme en el curso, me cogió para formar parte de la compañía y ahí empezó todo y mucho.

Desde ese momento hasta ahora han pasado muchos años, muchos viajes, muchas producciones y muchos espectáculos, donde he conocido a muchísima gente que me ha aportado un poco de su sabiduría, para yo ahora ser lo que soy.

He ido adaptando mis conocimientos para hacer mis propias producciones, con el mismo cuerpo, la misma esencia, pero con otras condiciones físicas.

Mi cuerpo, con los años, ha ido evolucionando y cambiando, ya no puedo hacer como antes saltos elevados, ya no puedo torcer mi cuerpo haciendo giros interminables, ya no puedo dar tantas vueltas sin que mi cuerpo se maree, pero una cosa que sí puedo hacer es seguir luchando por esta profesión a la que amo, amaré y moriré amándola.

Compartir el artículo

stats