Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Olga Seco

Formas de mirar

Olga Seco

Reconciliarse con la felicidad

Hay que asimilar, además de forma completa, que junto a la necesidad de tomar una decisión, siempre aparece la duda. Es importante no vivir al amparo del futuro; la vida da muchos giros y entre sus innumerables variaciones puede aparecer la muerte. Nuestra existencia (opinión subjetiva) es un sentimiento propio y cada uno la libra a su manera. Unos cultivamos el presente, otros el pasado, y otra gran mayoría, presta el aspecto de la vivencia a tiempos que no han llegado. ¡Creo que va llegando el momento de mirar con deseo la felicidad y empezar a profundizar en todo aquello que nos la proporciona!

El miedo en sí mismo no ofrece al espíritu nada. Bueno, sí, junto al mismo se descubre la parálisis y la incoherencia que acompaña a la falta de valor. Es necesario animarse; todos, absolutamente todos, somos unos supervivientes y el Covid nos lo hace ver cada día. 

La muerte (según están las cosas) no aplica un sistema lógico. En síntesis, de la noche a la mañana, podemos palmar y entre las diversas experiencias que nos ofrece la vida, pueden llegar las desgracias de la noche a la mañana. 

Debemos reconciliarnos con la felicidad y tomar conciencia de lo poco que dura la vida. Junto al miedo no se desarrolla lo sobrehumano, junto al valor sí.

De las cosas que más tensión nos implica es el conocimiento de uno mismo... ¡Qué necesario es! 

Hace pocos días, mi gata Lola, estaba mirando al suelo. Ante tal gesto, me acerqué a ella, y en su mundo descubrí que con muy poco se puede ser feliz. Estaba (sonrío) mirando una mosca moverse, por lo visto le gusta quitarle las alas; sí, y junto a su caminar alarga su particular instante de felicidad.

Ahora bien, en el mundo de los humanos: ¿qué nos alarga la felicidad?

Compartir el artículo

stats