Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marisol Ayala

Nunca un huevo hizo tanto daño

El periódico que hoy entre sus manos ya es un señor mayor, cumple 110 años y no le duela nada, que se sepa. Para empezar no hay muchos periódicos en España que tengan esa antigüedad y sigan en activo. Siempre digo que siendo ‘La Provincia’ y su hermano mayor ‘Diario de Las Palmas’ propiedad de empresarios catalanes, con Javier Moll a la cabeza, desde que La Provincia puso una pierna en la calle la sociedad canaria lo hizo suyo.

Todos en el recuerdo, periodistas y lectores, tenemos noticias, historias, imágenes, personajes e incluso páginas rompedoras, diseñadas con estilo y personalidad que no olvidamos; siempre la vincularemos a un hecho que hemos conocido por el diario que hoy celebra 110 de servicio al lector a la sociedad. Recuerdo con nitidez cómo me impactó la muerte de Camarón de la Isla no solo por la trágica noticia sino por el novedoso diseño de la página que informó de su muerte. Una línea de título a inco columnas. Como todos, el paso del tiempo ha podido distorsionar mi memoria pero no creo. 'Muere El Camarón’, titulamos. Todavía hoy recordamos a su autor, José Manuel Varga, entonces Jefe de Cultura. Todo talento.

En esa redacción de hoya, antes en El Sebadal, he pasado 35 años de mi vida, trabajando con los mejores y viendo las miserias de quienes creían que ‘La Provincia’ les pertenecía. Esa observación me sirvió para no ejercer jamás el periodismo de la amenaza: “Así no”. No había mejor escuela que poner la oreja de guardia. Como en cualquier colectivo, en la ‘La Provincia’ había ideologías. Unos utilizaban la pluma para escribir reflexiones y otros para ir contra el poder. Ahí teníamos a un guerrillero correoso que llegaba a la redacción cuando podía. Eso sí, su entrada era siempre una bomba a punto de estallar. Hablo de Salvador Sagaseta firma estrella del periódico. Sufrió persecuciones y se defendió atacando. Nunca los huevos hicieron tanto daño.

Compartir el artículo

stats