Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Durán

Javier Durán

Periodista

El cerebro se derrite poco a poco

El apartado del informe Pisa dedicado a la comprensión lectora de los estudiantes evaluados advierte de que hay un proceso de derretimiento del cerebro, con la apertura de una brecha en la adquisición de conocimientos: por un lado, los alumnos que todavía leen en papel informes, novelas, ensayos o poesía, y por otro, los que van a salto de mata entre varios soportes digitales con la concentración bastante averiada e incapaz de entender las creaciones más extensas.

Rojo y Negro, Crimen y Castigo, La Regenta, Fortunata y Jacinta o el mismo Quijote son o serían, en el ámbito de la literatura, libros intragables dada su magnitud y también debido a que el estudiante-receptor-digital no estaría por la labor de hacer un esfuerzo ímprobo para entender los argumentos. Prefiere un resumen o comentario pescado en el caladero de las redes sociales, hazaña que luego utilizará para reírse del que lleva la monumental edición en la mochila con los subrayados correspondientes. Pero tampoco están a salvo los no estudiantes de la aceleración de la torpeza intelectual: el libro compite con las exigencias de atención de las redes sociales, con sus contenidos fragmentados y excitantes. La biblioteca queda relegada y al circuito neuronal cada vez le cuesta más avanzar sobre las páginas y entender qué nos transmiten. La pandemia nos ha familiarizado con la llamada inmunización de rebaño, a la que vamos con la vacuna, pero cabe hablar de otro tipo de inmunización derivada precisamente del debilitamiento del pensamiento y que desemboca en la imbecilidad colectiva por la imposibilidad de comprender. Ello explicaría a los adolescentes que salen de botellón, a los padres que los animan, la confusión entre libertad y caña y cualquier tipo de grandilocuencia que obtiene un reconocimiento récord para asombro del siglo XXI. Por cierto, Pisa ofrece alguna clave para descifrar el contraste entre los jóvenes del 15M de hace una década en Sol y a los que ahora se la suda todo.

Compartir el artículo

stats