Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José María de Loma

El palique

José María de Loma

Periodista

Que viene un unicornio

Los fondos europeos son como los unicornios, ya saben, todo el mundo sabe lo que son pero nadie los ha visto. Los fondos vienen de Europa, son para la reconstrucción y para proyectos innovadores y digitalizadores. Transformadores y modernizadores. Cuando hay que emplear varios sinónimos para explicar una cosa, malo. Lo cierto es que constituyen un maná que unos aprovecharán y otros despilfarrarán. De momento están sirviendo para que los alcaldes, presidentes de cabildos, de autonomías, diputaciones y hasta mancomunidades prometan y prometan, «con los fondos europeos». Que hay apuros para mantener una guardería municipal, se habla de los fondos europeos. Que la empresa municipal tal es deficitariamente escandalosa, se habla de los fondos europeos, que faltan bordillos, se proclama que es un proyecto estratégico que bien puede financiarnos Europa con sus fondos. Con tantos fondos nos estamos desfondando de palabrería. Las peticiones de fondos no tocan fondo. Cada región quiere un buen trozo de pastel. Aquí hemos pasado del café para todos del gran Clavero Arévalo, a lo del bollo para mí solo.

En el fondo, todo es una cuestión de fondos. O sea, de dinero. Todos los alcaldes van al gobierno regional a pedir y todos los presidentes autonómicos van a Moncloa a pedir. Pedro Sánchez no pide nada, pide otra ronda de pedigüeños que hagan ver que él manda. No en vano, los fondos los va a repartir una oficina presidencial, o sea, él. Es una jugada de fondo. Para que los políticos aprendan que han de gobernar pensando en el futuro y no haciendo cortoplacismo, los fondos se llaman next generation, que como todo el mundo sabe significa para nuestros hijos. O sea, no para que me apoye tal nacionalista o aquel no proteste o haya un tren más rápido a mi tierra. No tenemos estrategia para unos fondos tan estratégicos. España se juega su futuro pero aquí grita todo el mundo como si no hubiera un mañana. Conviene emplearse a fondo. Va a llover dinero pero tenemos las manos ocupadas peleándonos. Mar de fondo.

Compartir el artículo

stats