Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Preparación física en esports

Una vez superado el desfasado debate sobre considerar o no los esports como deporte, es momento de dar un paso más. Nos estamos dando cuenta como cada vez hay más clubes de esports que se dedican profesionalmente a ello, empleando los recursos materiales y humanos oportunos para competir al más alto nivel. La estructura de los clubes profesionales de deportes electrónicos, cada vez se parece más a la estructura de un club deportivo «tradicional», incluso en algunos casos está integrada dentro de este como una sección más (por ejemplo, el UD Levante cuenta con sección de fútbol masculino, de fútbol femenino, de fútbol sala, de esports, entre otras). Esto hace que aumente la cantidad y la calidad de las personas que rodean al jugador o jugadores.

Preparación física en esports

El deportista electrónico tiene a su alrededor figuras de apoyo que le ayudan a mejorar su rendimiento en competición: cuenta con un analista, que se dedica, como su nombre indica, a analizar las partidas propias para mejorar puntos débiles o reforzar habilidades positivas, y también al rival para atacar sus debilidades o contrarrestar sus técnicas; puede tener también un psicólogo deportivo que le ayude con rutinas de concentración o motivación; un fisioterapeuta para relajarse o descargar tensiones producidas por el estrés de la competición o la mala postura durante los entrenamientos; puede incluso contar con un nutricionista. En resumidas cuentas, un equipo multidisciplinar que trabaja sobre el deportista de manera integral.

Como graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, considero que en este equipo multidisciplinar falta un eslabón muy importante: el alter ego del preparador físico en deportes tradicionales. La nomenclatura no está muy clara (fitness coach, performance coach, preparador físico…), pero las funciones sí: analizar las exigencias tanto físicas como mentales de la competición y trabajar las capacidades que serán determinantes dentro del videojuego.

Un claro ejemplo de estas capacidades puede ser el componente perceptivo de la agilidad o la coordinación oculo-manual, entre otros. Trabajándolas con el objetivo de reducir el tiempo de respuesta ante determinados estímulos, podemos ser capaces de mejorar el rendimiento de nuestros deportistas electrónicos. Es un ejemplo muy específico pero que nos ayuda a entender la importancia de esta figura a la hora de entrenar.

Además, trabajaría junto al psicólogo con ejercicios que ayuden a mejorar la concentración o cualquier aspecto psicológico que aparezca en competición, junto al fisioterapeuta con ejercicios de higiene postural para reducir ese dolor que pueda sufrir el deportista entrenando o compitiendo, y junto al nutricionista para implantar hábitos de vida saludables. Sin mencionar los beneficios propios de la actividad física sobre una persona sedentaria en su vida cotidiana.

En definitiva, el performance coach es una figura muy importante para el desarrollo del deportista electrónico y una pieza clave dentro de cualquier equipo multidisciplinar.

Cualquier deportista electrónico o club que quiera mejorar su rendimiento debería incorporar esta figura. Si lo eres, no lo dudes.

Y por último, si eres estudiante de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, te animo a que te especialices en esports y analices las exigencias que tienen los jugadores en cada videojuego. Es un mercado que está creciendo mucho y, si quieren seguir mejorando, deben contar con nosotros.

Compartir el artículo

stats