Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marisol Ayala

Volando bajito

Marisol Ayala

De todo saben

Quería contarlo y parece que éste es el momento. Llevo varios meses reuniéndome con jóvenes y educadores que mano a mano relatan sus experiencias y sus desacuerdos en el proceso de formación con desparpajo, a veces sin tener en cuenta que quienes les escuchan y se interesan por sus batallas tienen kilómetros de recorrido y meterles un gol no es fácil. Con ellos nos sentamos profesionales del periodismo que un día, las primeras semanas, decidimos que hablaríamos al final con el fin de no hacer eternos los relatos. Voy a ser muy clara porque no conozco otra forma de sacar algo positivo. La conclusión a la que llegamos fue la incapacidad para reconocer mentiras y errores. Yo misma, no iré de falsa modestia porque no es mi terreno. Escuché lo atropellado que relatan una historia. El trabajo final de esos encuentros de los quedan muchos es un encargo periodístico para saber cómo el mismo tema los tratan unos y otros. Incluso uno de los ejercicios para mi el más atractivo y clarificador fue la respuesta a la pregunta “qué noticia o acontecimiento” recuerdan como impactante. Si están en los 30 o 35 años la lectura de periódicos ha sido desigual más lo ha sido la tv y la radio, pero en forma de titulares, sin ir más allá. El problema es que picando aquí y allí no entraron en la enjundia de la noticia. Muchos desprecian los sucesos como un periodismo menor y casi todos reconocen que se han apropiado de textos ajenos; que han tenido la poca de vergüenza de hacerles una entradilla propia y hacerlos suyos. Les pedimos que nos gustaría ver esos textos por curiosidad y para nuestra sorpresa algunos reconocimos en ellos párrafos de informaciones y reportajes escritos por nosotros. Es decir, de todo sabían, pero de todo lo que habían escritos otros.

La gota que colmó el vaso, negar lo evidente.

Compartir el artículo

stats