Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfonso González Jerez

Retiro lo escrito

Alfonso González Jerez

Exigir una política adulta

Penúltimas declaraciones del presidente Ángel Víctor Torres. El líder socialista afirma que los datos del paro del pasado julio “invitan al optimismo” porque se han reducido las listas de demandantes de empleo en unas 43.000 personas. En términos de empleo “no se ha conocido un julio igual que este”. Torres, que es un político de ademanes moderados y corteses, nos está tomando el pelo incluso con cierta alacridad, porque esta fuerte creación de empleo parte de un hundimiento del mercado laboral excepcional –por su intensidad y velocidad -- en estos últimos quince meses como consecuencia de la crisis económica producto de la pandemia aun no controlada. Por supuesto que no ha habido un julio comparable a este porque ningún julio ha estado precedido por una crisis que en un año destruido miles de empresas y autónomos, por una pérdida de 11.000 millones de euros en el PIB y por el crecimiento galopante de la desigualdad. La prudencia llevaría a un presidente a esperar la evolución de la contratación laboral en los próximos meses, pero Torres necesita más las buenas noticias que yo un masaje en las cervicales. Lo único que impide que se llegue al nivel de desempleo de 2011 – ese asombroso 34% de parados – es el muy oneroso instrumento de los expedientes de regulación temporal de empleo. En realidad son los ERTE (y no ninguno de los parches limitados y tardíos, bastante tradicionales, empleados en el último año por el Gobierno de Canarias) lo que marca casi toda la diferencia. Lo que ocurra cuando finalicen los ERTE será sumamente interesante, pero ya han adelantado las organizaciones empresariales que resultará imposible que las empresas supervivientes consigan conservar el 100% de sus plantillas. Porque este es otro de los cuentos infantiles del discurso oficial, sanchista o torrecista, lo mismo da: gracias a los ERTE congelamos una empresa y cuando acabe la pandemia la descongelamos y las cosas comienzan exactamente donde fueron paralizadas. Pero las empresas no son merluzas o hamburguesas. Son organismos vivos que necesitan para prosperar de un espacio dinámico y competitivo que se llama mercado.

Este empecinamiento en el relato pueril – basado en la simplificación del mensaje y el desprecio hacia los hechos – puede que sea imprescindible para defender posiciones electorales, pero ya empieza a endemoniar a los ciudadanos. En el último pleno parlamentario Torres (de nuevo) aseguró que los empresarios y autónomos solicitantes comenzarían a recibir en el plazo de 24 horas los 1.140 millones de euros consignados como ayudas directas y ya transferidos desde el Ministerio de Hacienda. No hay ninguna información fiable al respecto. Las ayudas directas financiadas por el Estado comenzaron a pregonarse como una realidad inminente el pasado mes de febrero y aun nadie ha visto un euraco. Ocurre lo mismo con un preocupante número de chismes, anuncios, fanfarrias, descubrimientos, apósitos, buenas nuevas y compromisos fulgurantes que no cesan de diluviar casi a diario pero que se nutren más de la sintaxis del eslogan que de una información precisa y contrastable. Nadie sabe del fantasioso plan de reactivación turística, nadie conoce una línea del reparto de los fondos Next Generation, nadie precisa si se reunirá o no la comisión bilateral Canarias-Estado para restablecer la integridad del REF, despreciado y burlado según el Parlamento de Canarias y el Consejo Consultivo, nadie puede explicar cómo se las apañará el Ejecutivo para controlar la pandemia sin instrumentos jurídicos adecuados mientras se complace, con la boca pequeña, de los ataques al Tribunal Superior de Justicia, y la máxima responsable de las políticas sociales del Gobierno acusa al propio Gobierno de no trasladarle los fondos que necesita. Urge una política adulta y para mayores de edad, que no se parapete tras ocurrencias, majaderías o simplezas. Los idiotas a los que se dirigen ustedes ya están muy hartos.

Compartir el artículo

stats