Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Durán

Reseteando

Javier Durán

Periodista

¿Sirve el político de consuelo?

Pedro Sánchez aplaza su viaje para estar en las Naciones Unidas (Nueva York) y viaja hasta La Palma para hacerse omnipresente en una erupción que arrasa bienes y memoria. Se pone la chaqueta vaquera, un tejano pitillo y unas botas camperas, probablemente la vestimenta que le ha recomendado su gabinete para estar más cómodo y a juego con los andurriales ardientes.

La comitiva local tira de playeras de marca y chaqueta sport, más o menos. Será una parada técnica del presidente para salir disparado a la capital del mundo. De Cabeza de Vaca, Paraíso y Todoque a Manhattan, un jet lag emocional, una irrealidad humeante, que nos lleva a dudar sobre la capacidad del cerebro humano para digerir el torbellino y codificarlo. Pero el político lo intenta y asume la pose de que conecta con el que vive intensamente la muerte en vida, que es el despojo irremediable de las huellas de su pasado. El meollo no es estar o no estar, una decisión muy mediatizada por los entresijos de la agenda y ajena a lo que el común entiende por la espontaneidad de la sensibilidad humana. El presidente del Gobierno de la nación hace un viaje estelar a la zona cero del volcán, pero los que lloran la noche y atienden a los animales asustados por la dama negra son los concejales y voluntarios. La chaqueta vaquera llena de ceniza y el resto de la indumentaria va a la lavandería de Moncloa, pero en La Palma empieza ahora para centenares de familias la reconstrucción de sus identidades, perdidas entre las burbujas de lava y convertidas en material arqueológico. En La Palma sobran políticos. Hace falta un ejército de psicólogos, trabajadores y asistentes sociales dedicados a resolver los problemas cotidianos de una personas devoradas por una geografía colapsada. Y ayudarles también a superar la tristeza infinita que hay en sus miradas envueltas en miedo. El día después, que llegará, no puede ser para ellos un calvario burocrático para obtener sus indemnizaciones y seguros para rehacer sus vidas y sus casas. Ese tipo de bastón es la clave y no vestirse en plan Indiana Jones.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 928 479 439.

Compartir el artículo

stats