Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manolo Ojeda

Cartas a Gregorio

Manolo Ojeda

De agua y fuego

Querido amigo; ¿Qué harías si supieras que un tsunami iba a arrasar tu pueblo, tu casa y todas tus cosas…?

Supongo que no se te ocurriría subir a la montaña más alta de la isla, porque, según dicen los expertos en ese tema, un tsunami que se generara en La Palma hundiría a todo el archipiélago bajo las aguas del Atlántico.

Hace seis años que, en un concurso convocado por la Embajada de España en la República checa en colaboración con el Cabildo de Gran Canaria, una estudiante de aquel país interesada en el vulcanismo, Magdalena Drozdová, hizo una descripción detallada de lo que pasaría si el volcán de Cumbre Vieja entrara en erupción, por el que le concedieron el primer premio, y decía que el peligro no sería solo para el archipiélago canario sino para todo el mundo.

En un fragmento de ese trabajo se puede leer: “En esta isla – La Palma – está el volcán llamado Cumbre Vieja, que hace cerca de 500.000 años entró en erupción. Los científicos advierten que puede entrar en erupción otra vez y causar una enorme catástrofe. Según estos científicos, si el volcán entrara en erupción, la parte occidental del volcán Cumbre Vieja se deslizaría hacia el oeste en el Océano Atlántico. Este hundimiento causaría terremotos a través de La Palma. Después se producirían maremotos que se difundirían alrededor de la isla. Los maremotos irían en dirección principalmente occidental pero también en otras. Los maremotos inmediatamente se ampliarían inundando todas las Islas Canarias. En la costa africana el maremoto alcanzaría una altura de 60 a 100 metros. En la zona de la Península Ibérica el tsunami tendría de 40 a 60 metros de altura y en la zona del Reino Unido y Francia de 10 a 20 metros. Este maremoto no sería solo peligroso para Europa y África, sino también para América. Por ejemplo, la costa de Estados Unidos sería alcanzada por una ola de 40 metros de altura, poco más en el norte y un poco menos en el sur. La costa septentrional de Brasil soportaría las consecuencias de un tsunami de 30 metros de altura.

Esta es una de las muchas teorías sobre el futuro de Gran Canaria y de las otras islas. No necesito mencionar que los investigadores no saben cuándo ocurrirá todo esto…” Aporta también muchos otros datos con la misma contundencia.

La cuestión es que, aquello de que …no saben cuándo ocurrirá, ya está ocurriendo y, de ser así, ya sabemos cuales van a ser las consecuencias, lo cual es bastante inquietante.

Sin embargo, Gregorio, no hay nada más cierto a nuestra edad que la llegada inexorable del tsunami que acabará con nuestra vida, aunque no parece que eso nos inquiete tanto.

No podremos, entonces, levantar muros que detengan las aguas ni tabiques que paren el paso lento del fuego, sería como intentar detener a un dinosaurio volador con un matamoscas.

Un abrazo, amigo, y hasta el martes que viene.

Compartir el artículo

stats