Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reflexión

Ser canario entre volcanes

Una casa rodeada por las cenizas del volcán de La Palma. I Love

Caldera de Taburiente

Honda como mi pasión

No se apagaron tus fuegos

Los llevo en mi corazón

Ser canario es, sentir en estos momentos, ahora, el calor ardiente, que se desprende de un volcán, convertido en serpiente que corre en busca del mar de La Palma, con sus escamas de fuego que se hacen pétreas lavas, para ocultar sus injustos desmanes. Es el infierno, desahuciado y negado, buscando refugio en la superficie y el mar de la hermosa isla de La Palma.

Ser canario es fundirse en un etéreo abrazo de amistad con nuestros paisanos, vencidos en una desigual batalla contra la Naturaleza que se ha vuelto hostil, destruyendo sus viviendas a las que han dedicado para construirlas o adquirirlas, largas horas de trabajo, durante una gran parte de sus vidas, y ahora se ahogan en el dolor, porque no entienden que su largo y penoso trabajo pueda ser borrado en menos de una hora, quizás en escasos minutos.

Ser canario es absorber plenamente la identidad inequívoca canaria, olvidar los desencuentros pasados entre islas, en la oscura cárcel de la memoria, ayudar, consolar a esos hermanos que no entienden lo que pasa y que ignorantes te miran a ti y al cielo, esperando tu ayuda desnudos de esperanzas. Le daremos la ayuda, ya se la estamos dando.

Ser canario es agradecer a aquellos, que despojados de fútiles egoísmos, han venido para convertirse en anónimos hérores gigantes en su impagable ayuda a los necesitados.

La historia de nuestras islas es la de una negativa lotería con los volcanes. Los bastos de una trucada baraja. En Lanzarote, Timanfaya calienta motores. El Teide, delegando en el volcán Trevejo, arrasó el muelle de Garachico en 1706 .En la Palma desde 1470 (Cumbre Vieja), el volcán se convierte en Apolo, que persigue tenazmente a Dafne, hasta que esta es convertida en laurel. Sigue la persecución con el Tajuya (1585), S. Martín o Tigalete (1646), S.Antonio (1678), El Charco(1712), S.Juan (1949), y Teneguía (1971).La Fuente Santa de Fuencaliente es sepultada por el volcán S. Antonio. La reencuentra Carlos Soler en 2005.

Al juicio del lector quedan las relaciones de los volcanes con la Virgen de las Nieves. A la leyenda pertenece que en la erupción del Tajuya, llevaron a la Virgen, acompañada por las rogativas de los palmeros, a sus cercanías. Al día siguiente, la Virgen estaba donde la habían dejado y el volcán cubierto de nieve. En 1646, entró en erupción el Tigalete. La Virgen hizo caer una capa de nieve que anuló la ira del volcán.

La Palma, además de «bonita» (distinción que se puede extender a las otras seis islas) es asombrosa, admirable, porque en 708 Kms2 y 83.500 habitantes, hay un pasado cultural y social, espectacular. Personajes como los prehispánicos Tanausú y Maxerco, el Arzobispo de Zaragoza, Elías Yánes (1928-2018),el intelectual José Pérez Vidal, (1907-1990), Blas Pérez González (1898-2018) Catedrático y Ministro de Gobernación, con Franco ,durante largos años (No me corresponde enjuiciarle en este artículo).Y hasta jugadores de fútbol, de talla nacional como Miguel el Palmero, extremo del Atlético de Aviación, Macario Fernández ( extremo de la U.D. Las Palmas y verdugo del Valencia) y Erasto Rodriguez (Delantero Centro de la U.D. Las Palmas, de quien fui leal seguidor y fiel amigo) . Una de las figuras mas famosas de la lucha Canaria, Alfredo Martín (El Palmero), actor eventual en la película rodada en Gran Canaria, que deslumbró a Silvana Pampanini. Fiestas originales : «Los indianos», donde los participantes acaban siendo fantasmas entre polvos de talco, la «danza de los enanos», inimitables espectáculos de honda tradición palmera.

Me queda una última parte comercial, posiblemente única, en aquellos momentos. en las islas. Se trata de la Sociedad «Hijos de Juan Yánes», que mantuvo en jaque al poderoso Banco de España, deudores de 2.362.744 pesetas desde 1901 y estuvo unida a la empresa inglesa Swanston, constructora del Puerto de la Luz, en la Empresa «Canal». El tema fue el agua de los manantiales Marco y Cordero. Al final el Banco pudo quedarse con la garantía inmobiliaria y negociar con Julián Van Baumbergen el futuro de las aguas. Una destacada figura comercial palmera, fue Aureliano Yánes Volcán, casado con Juana Rodriguez Queqles, hija de Juan Rodriguez González, patriarca del futuro Banco de Canarias.

Para terminar este artículo nada mejor que oir la música tocada por el Trio Taburiente. En eso estoy.

Compartir el artículo

stats