Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fernando Canellada

Azul atlántico

Fernando Canellada

Periodista

Quesos grancanarios en Oviedo

Oviedo, después de su más internacional semana del año con la entrega de los premios que llevan el nombre de la Princesa de Asturias, se prepara para la treinta y tres edición del Mundial de los quesos, una cita con más de 40 países participantes y a la que se esperan 10.000 asistentes.

No es labor fácil conocer Asturias pero las compañías aéreas lo están poniendo muy sencillo para los grancanarios y les sonríe el éxito comercial en el intercambio de norte a sur. Asturias contemplada desde el cielo, como se llega con frecuencia desde las Islas Canarias, se aprecia «todo cima en su extensión redonda», según la definición que ofreció Unamuno, a diferencia de aquella «tempestad de piedra» que el escritor bilbaíno inmortalizó como visión de Gran Canaria tras subir a Artenara.

Desde la cordillera hasta el mar Cantábrico, cuando los viajeros llegan procedentes del sur, en especial con las pupilas educadas a la luz de Canarias, sienten la desazón de empapar en agua su vista. Asturias es plural y cambiante, pero casi nunca falla en la mesa. «Qué bien se come en tu tierra», es el piropo más repetido a los naturales asturianos.

Gran Canaria, el territorio con mayor consumo por habitante y año de queso, con algunos de los mejores de Europa, está presente al más alto nivel en los cuatro días que Oviedo es capital mundial quesera. 36 quesos elaborados por 23 queserías de la Isla viajan al concurso internacional conocido como World Cheese Awards. Desde el Cabildo se asume el desafío como escaparate para los productos grancanarios en el escenario internacional. La materia prima está garantizada. Cabra, oveja y vaca abundan más que en la Península. Microclimas y biodiversidad dan a los productos derivados de la leche grancanaria unos estilos únicos y especiales.

Entre las 4.000 variedades de quesos que comparecen esta semana en la tierra de les fabes y el cachopo, se encuentran manjares y tesoros culinarios de las Islas. Oviedo pone la mesa.

Compartir el artículo

stats