Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reflexión

Puteros: violadores y criminales

Hay mujeres a las que marcan como a ganado. Las esclavizan, las aíslan, las maltratan, las encierran. Hay hombres que las eligen como quien va a la carnicería, y que pagan para abusar de ellas, violarlas y someterlas a todo tipo de vejaciones y malos tratos. Y luego estos hombres, estos puteros, siguen haciendo su vida normal. Saludan a su vecino en el ascensor, compran en la carnicería (la de verdad), van a trabajar y se toman un café con sus compañeros. Estos puteros compran una mujer como compran un móvil en Amazon, y luego, como es suyo y para eso pagan, hacen con ello lo que quieren. A esas mujeres no las vemos.

Están ocultas, no pueden pedir ayuda, corren un riesgo permanente, tanto a manos de las redes de trata como de los puteros. Todos explotadores. Todos criminales, tanto quienes se lucran de la prostitución como quienes pagan por ella, aunque nuestra secular educación machista nos haya condicionado para absolver a estos hombres sin un mínimo de empatía (si la tuvieran, no serían puteros) y para condenarlas a ellas, despreciarlas o simplemente ignorarlas. Cuando una mujer tiene sexo con un hombre en contra de su voluntad es víctima de una agresión sexual. Y el agresor es el culpable. Por mucho que haya pagado y aunque nuestras leyes patriarcales y benevolentes con ellos no los castiguen.

Compartir el artículo

stats