Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Cuervo

Artículos de broma

Javier Cuervo

«Monetizar» la fama

Esta sociedad es muy rara. Tantas veces nos vemos en el brete que tener que regalarle algo a una persona que lo tiene todo y nos ahogamos en el problema en lugar de recurrir a la solución de obsequiarle algo a alguien que no tiene nada. Después de la tercera crisis, los regalos de empresa de navidad han quedado restringidos al más alto rango, pero en las décadas de prosperidad llegué a recibir media docena de agendas del año, con un sólo año para «agendar», como dicen ahora.

Como vivimos en una sociedad rara crecen los regalos para las personas que tienen de todo y ahí están los famosos que personalizan saludos y cobran por ello, es decir que «monetizan» la fama por el mero hecho de tenerla. Algunos dan una parte a una oenegé y otros eneó. Hay influencers que por 3 euros mandan un mensaje para un amigo y famosos como Carmen Lomana que envían un saludo a papá por 90 euros. Algunos artistas salen con su instrumento, no sé si es el caso de Nacho Vidal, que cobra 66 euros.

Como el mercado es nuevo ignoro si te devuelven tu dinero si no quedas satisfecho. ¿Te cambian un saludo de Ramoncín por otro Pocholo Martínez Bordiú si te confundes de famoso? A la gente eso le pasa. Ken Follet, el escritor de «Los pilares de la Tierra», contó en la radio que en Sevilla le felicitaron «por sus novelas, señor Stephen King».

Las Navidades están aquí y los saludos de famosos son una solución para un problema que no lo es pero... ¿hacen rebajas? ¿Por qué vas a pagar ahora por un saludo de Rapel que en menos de un mes puede estar rebajado el 70%?

Puestos a «monetizar» fama ¿por qué no invertir en futuros comprando unos personalizados genéricos «tío Pepe», «tía Ana», «para Sonia» que puedan subir en el futuro si el famoso deja de estar de capa caída? En una de estas va a «Sálvame» a contar un incesto y el saludo de 20 euros de hoy sube a 100 mañana. O_¿por qué en vez de enviar saludos a la gente que los admira no se dejan insultar por la gente que los desprecia? Ahí hay un nicho. Esta sociedad es tan rara...

Compartir el artículo

stats