Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manolo Ojeda

Cartas a Gregorio

Manolo Ojeda

Macrogranjas y políticos

Querido amigo, en España contamos con 17 autonomías que, además del Congreso y el Parlamento Nacional, tienen sus propios gobiernos, parlamentos, diputaciones y cabildos.

Por otra parte, también tenemos la friolera de 8.131 ayuntamientos con sus correspondientes alcaldes que en la actualidad tienen en nómina a más de 67.500 concejales… ahí es nada.

Lo sorprendente es que, a pesar de tener tantos miles de responsables y administradores públicos, nuestro país sigue acumulando deudas multimillonarias, mientras todos se dedican a insultarse y mentirse entre ellos. ¿Quién se responsabiliza de estas macrogranjas de políticos, Gregorio?

Además de alimentar a los políticos, todos sabemos que en España nos dedicamos a criar los cerdos que luego se van a comer en el resto de Europa sin que ellos tengan que construir chiqueros ni soportar el pestazo de los puercos en sus propias tierras.

No sé cómo diablos se las apañan nuestros gobernantes ni a qué tipo de acuerdos llegan para conseguir que siempre nos toque a nosotros la mierda y la carne se la coman los demás.

Y es que nuestros representantes políticos, con tal de conseguir los objetivos que se les antojan, son capaces de vender su alma al diablo y hacernos tragar con cualquier cosa, porque para ellos somos también como cerdos, que comemos de todo sin apenas quejarnos.

En otros tiempos se incentivó en nuestro país la producción cárnica y lechera, lo que ha constituido históricamente uno de los pilares de la ganadería nacional, ligada, además, al mérito de que sea parte del tejido social que conforma nuestro medio rural.

Pero ahora resulta que, cuando tenemos más de 50 millones de cerdos, 47 millones de gallinas y más de ochocientas mil vacas en el país, nos acusan de maltrato animal por haber creado las macrogranjas.

España era ya en 2011 y tras Alemania, el segundo productor porcino de la UE, con una cabaña de más de 25 millones de cabezas de cerdo y con una estructura industrial de alto grado de asociacionismo. Nuestro sector vacuno, en su doble faceta cárnica y lechera, está considerado de primerísima calidad, y las carnes producidas a partir del ganado autóctono cuentan con el IGP, el certificado de Identificación Geográfica Protegida.

Por no hablar del ganado ovino y caprino, que se ha hecho un referente en la cocina internacional por los exquisitos platos de cordero asado o por la extraordinaria calidad de nuestros quesos de cabra.

Sea por lo que sea, Gregorio, parece que la eficacia en el sector ganadero español ha hecho que seamos uno de los primeros productores europeos de carne con millones de cabezas tanto de ganado vacuno como de porcino y también de carne de ave.

Es decir, que a los españoles se nos da muy bien la cría de animales, ya sean políticos, vacas, gallinas o cerdos. Habrá entonces que ir pensando en que, más que mucho y malo, es mejor poco y bueno.

Un abrazo, amigo, y hasta el martes que viene.

Compartir el artículo

stats