Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manuel Pereda de Castro, artista

Ida y vuelta

Luis León Barreto

Periodista

El premio Canarias de Elsa López

Este premio se lo merecía hace tiempo y con él no solo rescata su obra sino que reivindica la literatura surgida en La Palma, no en vano con las Endechas a la muerte de Guillén Peraza la isla fue el territorio fundacional de la literatura escrita en Canarias, una literatura pequeña pero significativa desde los poetas barrocos del siglo XVII, con el Romanticismo y el llamado Siglo de Oro de La Palma, el XIX, con la masonería y el papel de la prensa, con los poetas modernistas y satíricos ya en el siglo XX, con los nuevos valores. Elsa es persistencia, intensidad, larga escritura en su refugio de El Tablado, omnipresente aquí y allá, siempre recitando su poesía sensual, dulce, tierna con una voz acariciante, que emociona. Una poeta con experiencia y pulcritud que bascula entre el paisaje, la memoria y la reivindicación social.

“No sé si estoy dentro de la poesía de la experiencia, José Hierro decía que es difícil encasillarme”. Hierro pensaba que la poesía de Elsa dice más por lo que calla que por lo que dice, debe ser por su capacidad de sugerencia, la sutileza. Ella comenta: los títulos de mis libros son referencias de mi vida, pero es difícil saber si soy poeta de la experiencia, o de la emoción o de la memoria.” Con Ediciones La Palma puso su dinero para que publicasen autores de una isla ultraperiférica que a buen seguro no estarían en las miras de las editoriales importantes. “A pesar de su valía, muchos autores ven rechazada su obra una y otra vez por editoriales y concursos. Yo creo que la autoedición no es tan mala, muchas veces con ella se salvan libros. También en lo que publican las editoriales hay mucha basura. Los concursos y las editoriales cometen errores garrafales, los jurados son caprichosos. Con respecto al papel de la mujer en las letras canarias, es lamentable la escasa presencia; ahora hay una lista infinita de mujeres pero las mujeres no nos podemos imponer como autoridad a la fuerza. Hay que visibilizar a muchas mujeres, pero no debemos pisar el pensamiento de los hombres. Yo valoro la calidad, sea de mujeres o de hombres, pero no admito la paridad impuesta, por ley de la paridad estamos dando voz a mujeres que no lo merecen.”

Ella dice: Aquí en La Palma te encuentras mucha gente de campo que con sus versos espontáneos te cuentan algo, un incendio, el volcán, una inundación. Hay que defender la poesía popular y también hay que defender la poesía urbana de la nueva generación. Es la propia evolución de la mujer en España, que tras el franquismo la mujer se quitó cosas de encima. Que por ejemplo podamos hablar de sexo con toda normalidad, que si un pintor pinta desnudos de mujer también pueda una mujer pintar un pene. Me pongo a pensar en mi pasado y veo todo lo que hemos ganado. Claro que el progreso nos sigue pareciendo lento.”

Su obra es evocación, nostalgia, impregnación. Su narrativa es sutil y transparente como el corazón de los pájaros, una prosa poética que nos refresca. Elsa es un personaje notable: generosa, hogareña, entrañable, cultivadora del lenguaje, de las pequeñas cosas de cada día y de las sensaciones del amor. He aquí uno de sus poemas inolvidables: Cuando tu lengua escarba mi cuerpo lacerado / que fue tan solo tuyo durante un tiempo espeso, / inmortal y perfecto. / Entonces tú terminas y yo comienzo a amarte. / Cuando he rugido cóncava debajo de tus piernas, / y has dejado un reguero de sal y hierbabuena / sobre mi piel reseca. / Entonces tú terminas y yo comienzo a amarte. / Cuando la luz se apaga y tu cuerpo se queda / tendido y olvidado entre blandas semillas / Entonces tú terminas y yo comienzo a amarte.

Compartir el artículo

stats