Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manolo Ojeda

Cartas a Gregorio

Manolo Ojeda

Anoche cuando dormía…

Querido amigo; si los canarios están esperando a que el presidente de España venga a solucionar el problema migratorio de nuestras islas o la situación jurídica de las aguas que nos rodean por medio de una visita al rey Mohamed VI, es que están más aplatanaos que lo que parece, Gregorio. Es igual que pensar que los Reyes Magos de oriente van a venir con sus camellos a traernos regalos.

Aquí el único mago es el rey alauita, que ha conseguido convencer al presidente Pedro Sánchez prometiéndole el oro y el moro, cuando lo que este pretende es convertir las Islas Canarias en un protectorado marroquí.

El ministro de Asuntos Exteriores, Juan Manuel Albares, ha venido a contarle al Gobierno de Canarias lo que habló con Mohamed VI. Es lo que dice porque a esa reunión no estaba invitado el presidente canario. Pero no contó nada del continente africano que ya no supiéramos y de lo que yo mismo te hablaba en mi carta del martes pasado.

Pero tiene razón cuando dice que nosotros no tenemos nada que hablar con Marruecos, porque con quién tenemos que hablar es con el Gobierno de España, que es el que no nos permite alcanzar la Plena Autonomía Interna, como hizo Portugal con Madeira y Azores en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. Si España nos permitiera cambiar nuestro estatus político-jurídico tendríamos una Zona Económica Exclusiva (ZEE), con lo que nos corresponderían las 200 millas o la mediana con Marruecos, que supondría disponer de nuestra zona de pesca, del petróleo o del telurio de los montes submarinos.

Pero, para alcanzar todo esto necesitamos acabar con el gobierno títere que tenemos y contratar a una gestora independiente en Bruselas que nos defienda. Y si a nuestros representantes políticos no les permiten asistir a las negociaciones donde se debaten asuntos de nuestra incumbencia, tampoco nosotros deberíamos asistir al Parlamento español. Ya han conseguido que el diputado tinerfeño de las rastras no pueda acudir al Parlamento o que la diputada canariona de Unidos Podemos se pase al Grupo Mixto porque, según dice, no le permiten defender las iniciativas de Canarias.

Ante una situación de emergencia como la que padecemos, los canarios tendríamos que unirnos en una única opción política, y no permitir que nos sigan dividiendo en absurdas disputas interinsulares para debilitarnos, que es lo que han hecho durante siglos.

Otra opción sería el convertirnos en un Archipiélago de Estado asociado a España, como ha hecho Puerto Rico con Estados Unidos.

El problema de España es que administraríamos nuestros puertos y aeropuertos, un negocio que España no quiere soltar, y mucho menos ahora que están hablando de montar una base de la OTAN en África para defendernos de las organizaciones yihadistas.

Mientras tanto, soñaremos como Antonio Machado para decir: “Anoche cuando dormía / soñé ¡bendita ilusión! / que los canarios tenían / una única nación”

Un abrazo, amigo, y hasta el martes que viene.

Compartir el artículo

stats