Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Durán

Reseteando

Javier Durán

Periodista

El vídeo del Rector y Yanely

Un doctor y científico de la ULPGC que ha ganado al menos cinco dioptrías entre investigación e investigación, anda en estado crítico tras visualizar el vídeo donde el rector y la actriz Yanely conforman un dúo para hacer una especie sketch (no sé si es el término adecuado) para desear a la comunidad universitaria unas felices vacaciones. El profesor ha entrado en crisis existencial, hasta el punto de interrogarse a sí mismo si ha valido o no la pena su esfuerzo curricular.

El no entiende nada de arte dramático ni de nuevas herramientas comunicativas, pero le parece difícil digerir que todo un rector como Lluís Serra se lance a la interpretación y utilice la Universidad para el pinito de marras. Hemos visto, reflexiona el doctor, a algún rector que coqueteó con su candidatura política, pero hasta ahora no se había dado el caso de un combinado entre teatro, cargo, despacho, símbolos y personalidad excitante (o excitada). Tendrá en proyecto dedicarse al arte dramático en uno de esos bandazos vocacionales, o bien compatibilizarlo con la cátedra y las preocupaciones inherentes a su responsabilidad institucional. Quizás una bocanada de aire, piensa el investigador en su despacho. Pocos conocen sus tribulaciones desde que vio el vídeo, pero le ha llegado a confesar a un colega que el problema puede que esté en su incapacidad para aceptar las modernez. O sea, que es un caparazón de tortuga intacto, lleno de escamas matemáticas y biológicas, aunque sin nada de empatía que ofrecer a compañeros y alumnos. Esta posibilidad ha hecho que mantenga en silencio su opinión sobre la pequeña obrita en la que Serra sale con una visera y da instrucciones a Yanely, que está en el Rectorado, sobre los últimos flecos a cerrar antes de desconectar. Lo más que le ha impresionado es su soledad: él es un cobarde, pero sabe de otros más atrevidos a los que el asunto les ha parecido penoso, para echarse a llorar. Y se han callado, no han dicho nada, como si el mano a mano del Rector y Yanely fuese una optativa más de un grado de Humanidades.

Compartir el artículo

stats