Cartas a Gregorio

Lo que importa es importar

Un agricultor recoge su cosecha de papas en Tejeda.

Un agricultor recoge su cosecha de papas en Tejeda. / LP/DLP

Manolo Ojeda

Manolo Ojeda

Querido amigo, todavía recuerdo cuando un representante de la Cámara de Comercio de Las Palmas de Gran Canaria, después de reunirse con los agricultores del sur de la isla, llamaba por el móvil a las empresas exportadoras para comunicarles que era el momento ideal para traer frutas del Perú o de cualquier otro país, porque nuestro mercado se iba a quedar desabastecido debido a los conflictos y las huelgas de los agricultores locales, y es que era él, precisamente, uno de los importadores de frutas más conocidos de Canarias.

Hace poco pasé por un popular supermercado de la ciudad y me encontré en medio del pasillo con una montaña de sacos de papas «Kind Edward» que, según ponía en los fardos, eran importadas del Reino Unido: «Imported from UK».

Pues sí, Gregorio, nada menos que las famosas «papas Chineguas» que en los años cincuenta y sesenta exportábamos desde Canarias a Inglaterra junto con las «Autodates» (Out of date), los tomates o los plátanos. Las papas eran, sobre todo, las únicas que tenían permitida la entrada en aquel país, después de que, en la crisis alimentaria de la década de 1840, un hongo de fuerte mortalidad de las papas afectara a Europa septentrional.

No parece que esto le importe nada al gobierno canario ni al español. Todo lo contrario a lo que hizo el gobierno de Israel cuando supo que una empresa canaria estaba comercializando en Europa el melón israelita, que, de inmediato inundó el mercado de este producto contando con todo el apoyo público de sus administraciones a pesar de tratarse de un proteccionismo ilegal, con lo cual consiguió arruinar una iniciativa canaria de carácter privado.

Pero esta es la forma que tiene el gobierno español para tratar los intereses económicos canarios, en línea, seguramente, con la idea de amistad que tiene el presidente Sánchez para resolver los problemas de forma «seria, realista y creíble», contando, además, con la más fiel sumisión del presidente del gobierno canario.

Pedro Sánchez acaba de pasar sus vacaciones en la Residencia «La Mareta» de Lanzarote, a donde ha llegado desde Madrid con su familia bajo el Centro de Control Aéreo de Casablanca…

En estos días, y al calor de las próximas elecciones, el gobierno canario exhibe su optimismo y los apoyos recibidos de la UE para, por ejemplo, el desarrollo de la agricultura local, a pesar de la denuncia presentada por un funcionario contra la Consejera de Agricultura.

La denuncia, según afirma el funcionario Juan Carlos Fernández en una entrevista publicada por LA PROVINCIA el 13 de abril pasado, se refiere a que los beneficiarios de estas ayudas no cumplieron con el compromiso exigido ni van a devolver las indemnizaciones recibidas, y asegura que la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude está al corriente de los hechos.

Mientras tanto, el negocio fácil de la importación ha acabado prácticamente con la producción agrícola de Canarias.

Un abrazo, amigo, y hasta el martes que viene.

Suscríbete para seguir leyendo