Opinión | Volando bajito

Las 37 enfermeras del Insular

Las 37 enfermeras del Insular

Las 37 enfermeras del Insular / La Provincia.

Las conozco bien. A unas más que otras, claro, pero a las que hace años no veo, ya me cuenta el resto cómo les va. Hablo de 37 mujeres que han hecho historia en la sanidad española. El viernes, hace nada, fueron homenajeadas en el Hospital Insular, su casa. Ellas son nada menos que la Primera Promoción de Enfermería de Canarias y como estaba previsto, ese día llenaron hasta la bandera el salón noble del Insular entre risas, alguna lágrima, y mucho cariño y admiración por parte de los presentes y entre ellas mismas. Esas mujeres, cuando eran unas adolescentes, soñaban con estudiar, formarse y trabajar, cada cual con sus ilusiones. No habían descubierto todavía su pasión por la enfermería. Unas procedían de Tejeda, otras de Guía o Las Palmas y todas, de acá y de allá, compartiendo el mismo anhelo. La Canarias de los años setenta no daba opciones. Había que agarrar lo que la vida ofrecía. Las 37 del Insular querían hacer una carrera que les permitiera formación y un futuro laboral. Cuando se adaptaban a la vida estudiantil, un grupo de paracaidistas que hacían maniobras en Fuerteventura sufrió un accidente provocado por un fuerte viento que derribó los aparatos y acabó con la vida de 17 jóvenes soldados. El siniestro fue bautizado como Operación Maxorata. En ese escenario de muerte y dolor debutaron las estudiantes en la enfermería, descubriendo su pasión por salvar vidas. Unas jóvenes que tuvieron que enfrentarse con amor y entereza a escenas que todavía les cuesta recordar.

Hoy todas están en torno a los setenta años y están decididas a seguir viviendo en el compromiso. Les recuerdo que vivían en la Escuela de Enfermería y que su casa era la dependencia estudiantil y de alguna manera el Insular, que por entonces no estaba completamente amueblado. También en eso ayudaron.

Gracias, queridas enfermeras.

Suscríbete para seguir leyendo