Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Cabaret' es perfecto para quien no haya visto un musical"

El actor interpreta al novelista Cliff Bradshaw, que llega a Berlín en busca de inspiracíon hasta que pisa el Kit Kat Klub y conoce a Sally Bowles

"Cabaret' es perfecto para quien no haya visto un musical"

E l actor Alejandro Garcí a Tous (Alicante, 1976) solo tiene palabras buenas acerca de Cabaret y lo que ha supuesto en su trayectoria profesional. Tous binterpreta en este musical al joven escritor estadounidense Clifford Bradshaw, quien viaja a la ciudad de Berlín en busca de inspiración para una nueva novela que tiene entre manos. En Berlín, sus pasos le llevan al célebre Kit Kat Klub, y allí queda encandilado por la cantante Sally Bowles, que en esa producción defiende la actriz Cristina Castaño. Con ella entabla una relación que al tiempo podría convertirle en padre. Las andanzas de Clifford y todo lo que supone participar de este musical que hoy viernes llega a la capital grancanaria en la última escala de una gira por la Península tras dos años de exhibición itinerante, ha dejado una huella mayúscula en el actor alicantino, tal como reconoce en esta entrevista.

- Cabaret lleva dos años en gira desde su estreno en Madrid con un notable éxito de público, y este recorrido toca a su fin con un "broche de oro" en la capital grancanaria con las últimas 24 funciones en el Teatro Cuyás, entre el 23 de junio y el 9 de julio.

La verdad, es que es un cierre perfecto para nosotros porque después de haber recorrido la Península con mucho éxito, vamos a disfrutar de tres semanitas ahí, disfrutar de la gente de la ciudad y que pueda acercarse toda la gente a vernos. Es como un regalo cerrar la gira en Gran Canaria en un sitio que nos gusta a todos y al que estamos deseando llegar.

- ¿Cómo ha sido la experiencia y qué ha supuesto para Alejandro Tous dar vida en escena a Clifford, además de participar de esta página mayúscula en el género de los musicales?

Para mí, sin duda es un punto de inflexión. Hay proyectos y personajes o proyectos que te marcan, y en este caso ha sido el proyecto y el personaje. Se ha juntado todo. Estar rodeado además de tanto talento, con artistas absolutos que cantan, bailan e interpretan, los músicos suenan increíbles y el equipo técnico es brutal, es una maravilla poder jugar en todo esto.

- ¿Y cuál es la huella que deja Clifford?

Como los grandes proyectos, que son grandes para tí a nivel artístico, que te hacen crecer y hay grandes personajes que te aportan mucho. En este caso, se dan las cosas, y el proyecto es el musical más grande que está girando y es un espectáculo increíble. Y luego a nivel de personajes, es un personaje muy complejo que se tiene que interpretar de una forma muy sutil, digamos que interpretar a Clifford, como decía, te hace crecer como artista y te obliga a entregarlo todo. Los artistas nos movemos por impulsos, por retos. Generalmente no tienes ganas de repetir una cosa que ya hayas hecho o que sea fácil para tí, y Cabaret ha supuesto todo un reto que por suerte ha salido muy bien.

- ¿Cómo llega a Cabaret ?

Estaba en clase de canto y un compañero me dijo que estaban haciendo un casting para Cabaret , y bueno, me presenté. Creo que éramos como unos 400, fuimos quedando menos, y en la la segunda digamos que me quedé justo en la final en la primera etapa, y luego cuando salieron de gira me tocó volver a repetir casting y ahí me quedé.

- ¿Hubo mucha competencia. En algún momento de las pruebas tuvo la certeza de que el papel de Clifford iba a ser suyo?

Nada de nada. Evidentemente cuando te presentas a un casting tienes la esperanza de que te cojan, pero como nunca había hecho un musical, nunca antes había cantado, no sabía como iba a ser. Las primeras pruebas fueron de baile y de canto, y luego las de interpretación. En las de interpretación siempre me sentía muy cómodo pero en las otras tuve que apretarme al máximo.

- Una vez en el reparto, le ha tocado liderar esta producción junto a Cristina Castaño, que da vida a la cantante inglesa Sally Bowles, con la que su personaje mantiene una relación y le hace cambiar el signo de su estancia en Berlín.

Al estar acompañado de grandísimos artistas y tan completos siempre digo que cuando juegas con los mejores, te hacen a tí jugar mejor. Entonces, estar acompañados por todo este elenco liderado por Cristina, porque casi todo lo que hago en escena es con ella, ha sido fácil, divertido y disfrutamos cada noche en el escenario.

- Cristina Castaño decía días atrás en el Teatro Cuyás, en la presentación de Cabaret , junto al productor José María Cámara, que con el fin de la gira se produce un sentimiento de cierta orfandad por el cierre de un ciclo, y que los roles que han defendido se quedan a su lado para siempre. Además, Cámara aventuraba que si dentro de unos años se activa de nuevo Cabaret el referente en España es la Sally de Cristina.

La verdad es que son proyectos que surgen muy de vez en cuando y tienes la oportunidad de formar parte de una producción de éxito como ésta, ¡qué te voy a contar! Luego, y a ojos del que está fuera, siempre cuesta superarlo, porque si tras Cabaret me pongo a hacer teatro alternativo en una sala de quince espectadores, seguramente sea igual de feliz. Si es un reto, pero sin duda Cabaret va a ocupar un sitio, de hecho ya lo ocupa, en mi vida y en mi corazón, y me acordaré toda la vida.

- El público tiende a las asociaciones fáciles en este contexto, y no sería de extrañar que para quienes hayan disfrutado de Cabaret en alguna de las ciudades por las que ha pasado la gira, a partir de ahora Alejandro Tous sea Alejandro el de Cabaret .

[Risas] Esto ocurre. Y me pasó con anterioridad con la serie que hice con mi mujer Yo soy Bea , y para muchos soy ese, y es algo de lo que estoy orgulloso. Yo siempre decía que ojalá fuese yo el Chanquete durante muchos años.

- Habla de la serie Yo soy Bea y en su currículo para televisión se suceden producciones en clave de comedia caso de Cuestión de sexo , 7 vidas , Los Serrano o Aída , que exigen otro tipo de esfuerzo actoral de cara a la interpretación.

El tema de la comedia es muy complicado porque tiene un hilo muy fino para no caer ni un lado ni en el otro, y realmente son retos distintos. Pero como iba diciendo, estoy encantado y si dentro de cinco años me dicen: ¡mira, el del Cabaret !, es que te has quedado en un rinconcito del espectador, y eso es maravilloso.

- ¿Y que tiene Cabaret para que haya tenido este éxito? Decía José María Cámara que si en la vida de cualquiera hay que asistir a un musical tiene que ser éste. ¿El público que no haga caso de estas recomendaciones se va a perder el espectáculo de su vida?

Creo que sí. Igual que nosotros hacemos obras que nos marcan, y Cabaret es uno de ellos, y para quien nunca haya visto un musical Cabaret es perfecto, porque tiene mucha parte de texto y sobre todo es una historia real. Un libro que escribió un tipo que vivió esta historia de verdad, luego se hizo el musical y luego la película. Tiene mucha carga dramática pero a la vez es muy divertido en el sentido de que te ríes, pero también entretienen las canciones, para mí es el espectáculo absoluto. Y cuando vean Cabaret dentro de quince años, estoy convencido de que recordarán que lo vieron en el Cuyás.

- La producción de musicales está teniendo bastante tirón en España en los últimos años, y con un público que responde.

Como he trabajado mucho en teatro y televisión, siempre está el debate de qué es lo que debe emitir, lo que debe de programar, lo que tú le das. Si vas dando propuestas de calidad, la gente lo va apreciando más y mejor. En los últimos quince años ha crecido mucho la oferta de los musicales, los profesionales están cada vez más preparados y la gente lo nota. Cuando el público ve un espectáculo de éstos se queda asombrado porque se preguntan si esto se ha hecho aquí. En el caso de Cabaret , el productor ha hecho un esfuerzo para sacar el montaje aún más grande de cuando estaba en Gran Vía para llevarlo a todas provincias de España, y ese esfuerzo se ve también recompensado porque el público responde y lo agradece. Sobre todo, porque no todo el mundo puede viajar a una gran capital a verlo.

- ¿Es una balón de oxígeno para que en este caso los actores puedan disfrutar de la vida profesional con la que siempre habían soñado?

Si, lo has descrito muy bien. Ves que es un proyecto que funciona, que arriesgas y que el productor es de los que pone la pasta encima de la mesa y apuesta muy fuerte por un espectáculo de calidad, porque sabe que cuando al público le das un plato que está muy bien cocinado va a gustar a la gran mayoría.

- Esta producción de Cabaret cuenta con el grancanario José Carlos Campos en el reparto como el Maestro de Ceremonias. ¿Cómo ha sido el trabajo con él?

Me encontré con José Carlos Campos en los ensayos el verano pasado, cuando llegó de vacaciones. Y lo que ví de él me dejó con la boca abierta, y no ha parado de crecer mi admiración hacia él. Canta, baila e interpreta muy bien, y sobre todo es un compañero que se deja la piel cada noche en el escenario con energía.

- ¿Cuál va a ser el paso siguiente en la vida profesional de Alejandro Tous a partir de ahora?

Tras el Cuyás, nos vamos a hacer una parada de seis meses en Barcelona, y luego y a veremos. Ya estamos maquinando cuál va a ser lo siguiente.

Compartir el artículo

stats