Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Diego Ibáñez (Carolina Durante)

Diego Ibáñez: "A los jóvenes de derechas les divierte la ironía de 'Cayetano"

"Hemos conseguido salir del nicho que forma la escena del underground madrileño", destaca el miembro del grupo madrileño Carolina Durante, que actúa esta noche en The Paper Club

Diego Ibáñez: "A los jóvenes de derechas les divierte la ironía de 'Cayetano"

Diego Ibáñez: "A los jóvenes de derechas les divierte la ironía de 'Cayetano"

El grupo madrileño Carolina Durante actúa esta noche, a las 23.00 horas, en el local The Paper Club (C/ Remedios, 10) de Las Palmas de Gran Canaria. Se trata de la primera visita a las Islas de una de las bandas indies que, con solo un año de historia, han logrado despuntar más en los últimos meses alcanzando una popularidad poco común en este ámbito. La agrupación, que está compuesta por Diego Ibáñez (voz), Martín Vallhonrat (bajo), Juan Pedrayes (batería) y Mario del Valle (guitarra), sacó su primer EP, titulado Necromántico, en diciembre de 2017,? seguido de su segundo lanzamiento, Examiga, el 4 de mayo de 2018, donde aparece su canción más conocida hasta la fecha, Cayetano que parodia el progresismo de derechas juvenil en España y que se ha convertido en un emblema . El cuarteto acaba de publicar un nuevo single, El himno titular, que ha sido otro éxito inesperado ya que está versionado por Los Planetas o la concursante vencedora de Operación Triunfo Amaia Romero. El grupo, que anuncia su primer álbum para principio del año que viene, destaca por un estilo que parte del punk-pop y el indie para construir canciones divertidas y de tono desenfadadas que les ha abierto las puertas para algunos de los mejores festivales de España. El grupo tendrá de telonero a Purple Minds, una de las bandas emergentes en la escena canaria.

Han tenido un año imparable de actuaciones. Pero es la primera vez que vienen a las Islas.

Sí, de hecho yo voy por primera vez en mi vida. Y el resto del grupo anda por las mismas que yo. Es para nosotros casi como una incógnita porque las Islas están bastante alejadas de nuestra zona de actuación que es Madrid. Pero internet funciona como funciona y yo creo que podemos llegar a un público bastante amplio en cualquier lugar del mundo. Por lo menos, en lo que respecta a los festivales de verano, hasta ahora nos ha ido muy bien.

Llevan sólo un año de historia, pero la fama de la banda puede definirse como fulminante.

Todo ha salido muy bien. Yo no recuerdo un grupo de guitarras que no fuese Taburete que haya tenido este puntal tan temprano en el panorama nacional. Estamos muy contentos de que haya sido así.

Pero ahí también están los casos de Vetusta Morla o Izal.

Sí, pero ellos llevan más tiempo. Incluso me atrevería a decir que sus componentes tenían grupos antes. Pero digo que es una situación un poco extraña porque ninguno de nosotros había tenido un grupo antes, no había antecedentes. Los componentes de esos grupos tienen treinta y pico años, y nosotros entre 21 y 23. Ninguno tenía experiencia antes en la música y eso es lo sorprendente. Si te digo la verdad, no veo ahora mismo en España a alguien de nuestra edad que pueda estar arriba en un cartel. Posiblemente de nuestra generación el grupo más importante es Hinds, pero quizá de los últimos años el grupo que más se merecería encabezar festivales por alcance y cantidad de público es Taburete.

Llevan un año y han publicado dos eps con tres canciones y un single. ¿Les gusta sacar nuevo material con cuentagotas?

Puede que parezca que vamos en contra de lo habitual, por como se consume, pero creo que es una forma bastante adecuada de sacarcanciones. Permite tener material nuevo con regularidad y no estar esclavizado a la idea de sacar un nuevo disco te guste o no te guste.

¿Qué les ha parecido el éxito de la canción Cayetano, precisamente entre los jóvenes pijos de derechas a los que critican?

Al final es como reirnos un poco del personaje. Pero tampoco lo hemos hecho con maldad. No nos vemos reflejados en la letra, pero tampoco tendríamos ningún problema en decirlo. Pero la verdad es que yo tengo también amigos que encaja o gente cercana y hemos podido ver cómo viven realmente. Por eso la letra es tan certera. Y lo digo porque me lo ha dicho mogollón de gente de los círculos a los que se refiere, que hasta me creo que haya salido en el momento apropiado. Hay que reconocer que a los jóvenes de derechas les divierte la ironía que hay en la letra.

Incluso en algunos sectores se ha convertido en un himno.

Claro, por eso nos hace gracia. Yo creo que, al final, la canción ha logrado esa repercusión porque no dice nada peyorativo. En realidad los que la escuchan se ríen de ellos mismos, algo que me parece maravilloso y saludable, algo que nos sorprende mucho a nosotros.

De cualquier forma, si existiera alguna duda de por dónde van los tiros, la verdad emerge claramente en el vídeo de la canción.

Está lleno de mensajes contradictorios precisamente para despistar. Por ejemplo, grabamos en una mansión de La Moraleja, pero cuando abro la nevera está llena de Chipys, que es la cerveza más cutre y marranera del mundo. Luego sale alguien mirando un vinilo de Bosé, pero también se ve el disco de Los Nikis Marines a pleno sol. Como siempre sucede en estos caso, alguna gente se quedó solo con que éramos pijos. Pero no hace falta ser muy avispado para darse cuenta que se trata de una parodia del pijerío actual. Aparecen los niños de clase alta desfasados, con la agenda rebosante de contactos y padres con chalé en el centro. Pero tengo que reconocer que nosotros hemos sido parte de la confusión porque jugábamos con esa ambigüedad ya que, para reírnos, le dábamos titulares a los periodistas que encajasen con esa visión.

Sus canciones parecen estar a medio camino del punk de Los Nikis y la saturación sonora de Ride. ¿Se ven en esa frontera estilística entre ambas cosas?

Cuando componemos las canciones hacemos lo que nos apetece, pero tenemos referencias un poco dispares. Vamos desde ese punk-pop que puede estar asociado a Los Nikis, hasta tocar bastante cerca a Jesus and Mary Chain. Por eso hay temas lentos, más de baladas como puede ser 300 golpes, hasta algo mucho más desenfadado y con una temática más irónica y graciosa como Cayetano. O canciones más laboriosas como La noche de los muertos vivientes, donde se describe las neurosis de los fiesteros de Malasaña.

¿El próximo trabajo del grupo será otro Ep o single?

Yo lo haría así porque me gusta trabajar y componer de esta forma. Pero al final, por romanticismo o por que así lo han hecho los grupos de toda la vida, se le da mucha importancia a un disco. Y por eso estamos preparando el primer disco para principios de 2019. Pero dentro de poco sacaremos otro single a finales de este mes. Vamos a seguir la línea de los Eps. Y vamos, vamos a grabar el álbum con Chus y Bernardo Calvo con el que hemos trabajado con nuestros eps. Es la misma línea. Nosotros estamos haciendo temas que nos gusta. No esperamos que el resultado sea demasiado monótono y que tampoco todo cambie radicalmente.

Graban en la discográfica Sonido Muchacho que se fija mucho en sus fichajes, aunque ustedes se salen un poco del indie y se acerca más al gran público.

Somos la rareza. Si nosotros no hubiésemos llegado al gran público, que creo que no hemos llegado del todo, habría sido negativo para la banda. Pero creo que hemos logrado salir del nicho del underground madrileño. Y aunque si siguiésemos en ese underground, seguiríamos estando cerca a los grupos del sello. Yo creo que no somos nada excepcional, simplemente que nuestra música nos ha permitido acceder a un público más general con canciones como Cayetano o El himno titular. Al tratar un tema como un tópico te permite acceder a un público que quizás jamás nos habría escuchado.

¿Cree que en una industria como la actual a la que sólo le interesa géneros como el reggaeton, el trap o el hip hop ya no tiene cabida los grupos de guitarra?

Hay que reconocer que lo que pega ahora entre los jóvenes es la llamada música urbana. Pero, independientemente a eso, hay grupos que se salen a un público más general. Pero es una época difícil para los grupos de siempre. Aunque tampoco es una crítica porque yo mantengo que es normal porque las modas cambien. A lo mejor habrá otro género más del futuro en el que se incluyan guitarras.

Lo cierto es que es muy difícil vivir de la música, como de cualquier manifestación artística, y sobre todo en España.

Nosotros no pretendemos vivir del grupo a estas alturas. Y somos conscientes de que, en esta sociedad de consumir y tirar, los grupos de música suelen tener una vida efímera. Dura cinco o siete años y eso si las cosas salen bien. Ahora nos podría dar por intentar vivir de la música, pero el próximo disco puede salir mal y pegarte una hostia que ni te la crees. Me parece importante empezar a no tomarse demasiado en serie el asunto de estar en un grupo. Por eso nosotros comenzamos sin grandes pretensiones. Queremos tener las espaldas cubiertas, por eso cuidamos mucho continuar con nuestras respectivas formaciones.

Compartir el artículo

stats