Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevisa | Miguel Haro (Niños Mutantes)

"El concierto en Gran Canaria es un fin de ciclo"

"Dentro del panorama existe mucha diversidad y muy buenas bandas", afirma el artista

"El concierto en Gran Canaria es un fin de ciclo"

Han tenido que pasar largos años para tener en Canarias a Niños Mutantes. ¿Cómo será el concierto en el Gran Canaria Sum Fest? ¿No ha sido posible volver a girar por las islas con anterioridad?

El concierto de Gran Canaria Sum Fest supone para nosotros un fin de ciclo. Será el último concierto de nuestro último disco Diez y su epílogo Diez y medio, así que estará basado en estas canciones. Habrá también un recorrido por el cancionero mutante para que nuestros fans canarios puedan disfrutarlo ya que hace mucho tiempo que no pisamos las islas, y es una pena porque no ha sido por falta de ganas, simplemente no se han dado las condiciones adecuadas.

¿Cómo ha funcionado el álbum, los conciertos, el público que les sigue, y el nuevo?

Estamos muy contentos de como ha funcionado nuestro último disco. Quisimos asumir riesgos y romper con la vocación más folk y pop de los discos anteriores. Afortunadamente nuestro público lo supo entender y la crítica también. Hemos recorrido toda la geografía española tocándolo y además hemos cruzado el charco y actuado en México, Venezuela, Panamá y Colombia. ¿Se puede pedir más?

La anterior visita de Niños Mutantes tocaba defender, entre otras, canciones que contribuyeron a posicionar al grupo en el mapa, caso de Florecer o Elévame , por ejemplo. Echando la vista atrás, y con dos décadas de trayectoria, ¿qué valoración se puede hacer del devenir del grupo, la evolución, la madurez. ¿Está la banda en el sitio que ansiaban cuando comenzaron a caminar?

Siempre hemos considerado que somos un grupo de largo recorrido y hasta la fecha siempre hemos ido creciendo a paso lento pero firme. Hemos aprendido mucho en el camino, tanto musical como personalmente, y esto nos ha dado un bagaje para poder afrontar los nuevos retos con más determinación y soltura. Cuando grabamos el primer disco para nosotros fue como un sueño cumplido y no podíamos imaginar que vendrían otros nueve después, así que en ese sentido, estamos muy por delante de nuestras expectativas.

Las canciones de Niños Mutantes, sus pasajes más señeros, les fueron arrebatadas por un puñado de músicos y amigos, que las llevaron a su terreno y se tradujo en el disco Mutanciones (2017). Un trabajo de esta naturaleza convierte a la banda en leyenda. ¿Cómo se encaja un reconocimiento de este tipo? ¿Gestos de este tipo justifican el esfuerzo de estar en el estudio y el escenario?

Para nosotros Mutanciones fue un auténtico shock. Fue un regalazo que nuestro manager y las bandas participantes llevaron en secreto durante todo un año. Todavía recuerdo las primeras canciones que oímos del proyecto y puedo asegurar que hubo lágrimas. Mutanciones ha sido una de las cosas más emocionantes y bonitas que nos ha dado la música. Tener el reconocimiento de tantos amigos da mucha fuerza para continuar.

¿Tiene el grupo proyecto de próximas grabaciones? ¿Qué futuro a medio plazo le aguarda a Niños Mutantes?

Tenemos nuevos proyectos pero ahora mismo no podemos desvelar nada. En breve tendréis noticias donde os contaremos lo que nos traemos entre manos...

¿Cómo valoran la escena nacional? ¿La abundancia de artistas se traduce en propuestas originales o se repite lo que funciona y da la impresión de que centenares de bandas tocan la misma canción?

Dentro del panorama existe mucha diversidad y muy buenas bandas. Quizás haya que bucear un poco para dar con bandas más originales que las que ahora mismo ocupan la primera línea, pero haberlas haylas...

¿Las músicas urbanas, el trap y demás subgéneros se están apropiando del espacio del pop y el rock, o terminan por contaminarlas? ¿Qué les parece esto?

Estas músicas van reclamando cada vez más atención. Muchas bandas de estos géneros han oído mucha música pop y se nota en sus composiciones. Estoy seguro que dentro de unos años el rock y el pop también serán permeables y tomarán cosas prestadas del trap. De hecho, estas nuevas propuestas musicales nos parecen muy interesantes, aunque a veces los textos son muy insultantes y machistas, y todo eso nos produce bastante rechazo.

Compartir el artículo

stats