Carolina Herrera, la compañía de moda propiedad de la firma española Puig, lanzará su primera línea de maquillaje el próximo marzo. Se trata de una colección integrada por 36 tonos de pintalabios y maquillaje envueltos en un formato compacto que emulan productos de joyería. Los compactos incluirán polvos embellecedores en ocho tonos, polvos mate y un iluminador en formato crema o polvo. Los precios irán de 20 a 173 euros.