Cuidados

El ritual que sana tu piel tras el verano

El ritual que sana tu piel tras el verano

El ritual que sana tu piel tras el verano

Andrea San Martín

El sol del verano, el calor, el agua de la piscina, la sal… todos son factores que influyen en nuestra piel. Después de unas merecidas vacaciones, y con la llegada de septiembre y el cambio de estación, es el momento idóneo de continuar con el cuidado de la piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo que refleja el estado de la salud y se encarga de proteger al organismo de factores externos como sustancias químicas o bacterias. Nos brinda un aislamiento y protección frente a agresiones externas como puede ser el calor, el frío o la radiación ultravioleta.

Una exposición excesiva a los rayos ultravioleta o UV puede provocar quemaduras solares, que dañan las células incluso pueden desencadenar en cáncer de piel. 

Durante el periodo estival nuestra piel se exhibe más que nunca a la radiación solar, que, sumada con otros factores como el cloro de las piscinas, puede tener efectos negativos sobre la dermis.

La piel te habla

¿Con qué frecuencia escuchas a tu piel? ¿En qué estado está tu piel después del verano? Puedes analizar si tiene eccemas, si está irritada, tirante, grasa o deshidratada. Los signos que nos transmite la piel son fáciles de interpretar teniendo en cuenta sus posibles diferentes estados.

“La piel no es moda, es salud”, alertan desde la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). El bronceado se origina porque la exposición a la luz solar hace que la piel produzca más melanina y se oscurezca. En cierta medida y con control, es decir, con cantidades limitadas, la vitamina D es beneficiosa

La Vitamina D se puede obtener mediante dos fuentes: A través de la alimentación, o a través de la producción endógena por el propio cuerpo al exponerse al Sol. No obstante, hay que tener en cuenta que a partir de los 15 minutos aproximadamente se paraliza la síntesis de vitamina D.

Con el paso del tiempo, la regeneración celular empeora. No solo por el paso de los años, también por el daño solar, destruyendo fibras, hundiendo la piel, provocando arrugas, manchas, flacidez y falta de luminosidad. ¿Cómo podemos conseguir un mejor aspecto para nuestra piel?

5 cuidados para mantener el mejor aspecto de la piel

  • Hidratación. A la vuelta del verano es el momento de oxigenar e hidratar la piel a diario, especialmente quienes padecen algún tipo de dermatosis. Desde la AEDV, recomiendan evitar los lavados excesivos, preferiblemente con agua tibia y no utilizar productos agresivos. “Hay que tener en cuenta que la piel pierde 25% de su hidratación natural durante la ducha”. El ácido hialurónico y el retinol son dos innegociables para atrapar el agua y mantener la hidratación. Otros expertos, recomiendan algunos tratamientos como la mesoterapia, 'peelings' químicos o luz pulsada intensa, una tecnología lumínica capaz de minimizar las huellas que deja en nuestra piel el verano, el estrés o el paso de los años.
  • Exfoliación. El aumento de la producción de sebo, debido a cambios hormonales o al estrés, junto con la dilatación de poros, favorece la aparición de granos. Una correcta exfoliación tiene infinitos beneficios: elimina células muertas, arrastra impurezas y suciedad acumuladas, estimula la renovación celular, limpia los poros y aporta luminosidad.
  • Protección solar. Evadir en la medida de lo posible la exposición al sol evitando las horas centrales, y si sucede, usar un protector solar de factor alto (SPF50). Para un correcto uso del protector solar se debe aplicar 30 minutos antes de la exposición y repetirlo cada 2 o 3 horas.
  • Dieta saludable y prescindir el consumo de alcohol y tabaco, ya que generan productos oxidativos que dañan las células cutáneas. La alimentación debe mantenerse equilibrada gracias a la combinación de diversos nutrientes que pueden encontrarse en frutas que aporten vitamina C, provitamina A, fibra, diferentes minerales y distintos antioxidantes, así como verduras y hortalizas, pescado, carne y huevos que contengan proteína para evitar la pérdida del tono muscular y la caída de la dermis. Al igual que arroces, legumbres y frutos secos que aportan vitamina B y E, respectivamente. 
  • Rutina cosmética. Uso de rutinas cosméticas con principios activos que ayudan a regenerar la piel al igual que mantener una higiene cada mañana y noche en casa. Recuerda que la salud de nuestra piel es esencial y refleja el estado de nuestro interior

El único truco para preparar la piel para el sol o recuperarla después del verano es su cuidado

El recurso diario para hidratar la piel que todos deberíamos tener a mano es la bebida funcional  Repara d'Or de Vichy d'Or que contiene las vitaminas Biotina y Niacina que contribuyen al mantenimiento normal de la piel. 

Es una bebida funcional con extractos de fruta y vegetales, enriquecida con colágeno, ácido hialurónico, aloe vera, 5 vitaminas (Biotina, Niacina, Vitamina B2, Vitamina A y Vitamina C) y 1 mineral (Zinc), a base de las aguas Vichy Catalan y Font d'Or. 

No solo tiene un formato resistente sino también el tapón de rosca permite transportarlo sin necesidad de consumir el botellín diario en una sola toma, sino que se puede ir bebiendo durante el día. Asimismo, Repara d’Or es 0% azúcares y su sabor a melocotón-mango lo hace verdaderamente apetecible.