Sennheiser / HD 229

Z La ligereza llevada al extremo

Han sido los más ligeros que hemos probado. Con un único cable en el lado izquierdo, sus bajos son potentes pese a su reducido tamaño. Sus cómodas almohadillas hacen que tras horas de utilizarlos no notes el más mínimo cansancio. Por su ligereza y tamaño son perfectos para quienes usan gafas.

Precio: 59 euros · snnheiser.com

Cuando uno se propone realizar este tipo de comparativas lo único que tiene asegurado es que no gustará a todo el mundo. Y es que cuando hablamos de auriculares, la oferta es tan variada que es difícil elegir. En el caso que nos ocupa esta semana lo hemos hecho con auriculares supraaurales -se apoyan sobre el pabellón auditivo- y circumaurales -rodean completamente la oreja- de gama media/alta y alta. Así ha sido como hemos analizado 17 auriculares diferentes. Hemos probado muchas marcas, una gran variedad de tamaños y un amplio abanico de precios que han oscilado entre los 29 y los 500 euros. Al final nos hemos quedado con cinco que abarcan un más que interesante espectro de calidad y precio. Un último apunte: no siempre más dinero significa mejor calidad, aunque por norma los de gama alta suenan mejor.

Para que la prueba tuviese sentido hemos utilizado dos reproductores muy distintos entre ellos: un iPod Touch y un teléfono móvil Samsung Galaxy SIII. Ambos son de muy buena calidad pero adolecen de una baja potencia de salida por lo que es más fácil averiguar la diferencia de potencia de los auriculares. Las canciones estaban grabadas en la misma tasa de bits y con la mejor calidad posible.

En casi todos los casos la calidad de sonido ha sido excelente. No en vano estamos hablando de los 17 mejores auriculares que el dinero puede comprar -al menos en nuestro país-. Al final nos quedamos con cinco, descartando doce auriculares que no colmaron las expectativas. ¿El motivo? En la mayoría de casos el precio ha sido el factor determinante. A misma calidad de sonido, el de mejor precio se ha llevado el gato al agua. Aunque también se han descartado algunos por ser demasiado incómodos o por tener poca potencia.

La tarea se presentaba difícil ya que comparar tantos auriculares de tan buena calidad iba a suponer un esfuerzo extra. Por esta razón las piezas musicales debían ser elegidas cuidadosamente. La música empieza así a sonar en los cinco elegidos, y unos bajos poderosos junto a unos agudos cristalinos hacen que te transportes a otro universo, sorprendido de que la música pueda sonar tan bien. El tema Janie's got a gun de Aerosmith suena de maravilla en los ligerísimos Sennheiser, apreciando todos los matices de la peculiar voz rasgada de Steve Tyler. Así como avanza la misma canción en los Sony, uno va subiendo el volumen para ver hasta dónde llega el límite de estos auriculares, pero parece que no tienen: su atronador sonido te obliga a parar.

Llega entonces el turno de la música disco. Como no podía ser de otra manera los comodísimos Hercules demuestran de qué pasta están hechos. Sus confortables almohadillas hacen que tus orejas bailen al ritmo de Carl Cox y David Guetta mientras te sientes como si flotaras. Los Soul no les van a la zaga con este tipo de música, mientras que presumen de un elemento importante: su micrófono compatible con el iPhone y el iPad.

Un directo de Joaquín Sabina suena como si hubiera encontrado alguno de sus anhelados cielos en cualquiera de estos auriculares. Las diferentes voces se disfrutan de otra manera al contrastar mucho más con el resto de sonidos que estamos escuchando.

Pero donde se demuestra la verdadera calidad de unos auriculares es con la música clásica. La pieza elegida en primer lugar es Près des ramparts de Seville de la ópera Carmen, de Bizet, interpretada en directo por la incomparable Cecilia Bartoli. El piano suena limpio, puro y las notas sostenidas se escuchan en todo su esplendor en los Bowers&Wilkins, sin duda pensados para exprimir al máximo nuestra colección de música clásica. La voz de la soprano italiana suena con fuerza en todos ellos, aunque los excesivos agudos de los Sennheiser hacen que en algunos momentos suene demasiado estridente. A continuación llega el turno de Lang Lang, interpretando La Campanella de Liszt. Entonces agradeces poder disfrutar de sonidos tan puros y bellos, en la intimidad que te proporcionan todos estos magníficos auriculares. Sorprendentemente, los Soul deleitan nuestros oídos con un sonido tan limpio como exquisito. Quién lo hubiera dicho.

Sony / MDR-V55

Z Buena relación calidad/precio

Una de las mejores cualidades de estos auriculares es su sorprendente relación calidad/precio. Sin llegar a la calidad de sonido de los mejores, está muy por encima de la media. Y en lo que al precio se refiere, están muy por debajo de la mayoría. Una compra muy recomendable.

Precio: 90 euros · sony.es

Hercules / HDP DJ-PRO M1001

Z Una comodidad superior

Sin duda los de mejor ajuste y comodidad. Además, gracias a su gran tamaño han sido los que mejor aislamiento acústico ofrecían de los cinco finalistas. Con unos bajos poderosos y unos agudos cristalinos, estos auriculares concebidos para DJ son perfectos si te gustan la comodidad y el buen sonido.

Precio: 150 euros · hercules.com/es

Soul by Ludacris / SL150BW

Z A la moda, pero con calidad

Son los auriculares que se han puesto de la moda gracias a las estrellas de la liga de fútbol. Pero ojo, los Soul son los que mejor suenan. Con un precio inferior a los DR. Dre y una calidad de sonido ligeramente superior, los Soul se llevan el gato al agua. Además, llevan incorporado manos libres para el iPhone.

Precio: 150 euros · fonexion.com

Bowers&Wilkins / P3

Z Bellos por fuera y por dentro

Una maravilla tecnológica. De los más cómodos pese a ser de los más pequeños. Perfectos para escuchar música clásica ya que el sonido de una orquesta adquiere una nueva dimensión. Con un exquisito diseño han sido los únicos elegidos con dos cables, uno en cada auricular. Con manos libres para el iPhone.

Precio: 199 euros · bowers-wilkins.es