Dígame qué está pasando.

Está pasando que estamos cambiando de época; se troncha un periodo y, como en los fenómenos de derrumbe, no todo queda al mismo nivel, provocando un desajuste. Muchos valores que aplicamos ahora son valores recibidos de antes, que continúan con inercia y que son incapaces de valorar esto ajustadamente. No es solo un asunto económico y resultado de la codicia de unos pocos, que sí ha ocurrido, detrás está que el sistema político está descompuesto, es decir, que la democracia representativa y parlamentaria está hecha escombros y no ha actuado para corregir lo abusos del sistema económico sino que ha entrado en la misma rueda de corrupción, creando una bola criminal que está matando a la gente a millones, como lo haría una guerra mundial.

Si hemos superado una guerra civil, una posguerra y una dictadura, ¿seremos capaces de superar esto?

Eso está garantizado. No solo para los españoles sino para el resto de Occidente. Además, no creo que falte mucho para que la tendencia se invierta. Ese es mi cálculo optimista. Yo creo que ya se ha hecho bastante sangre, se han producido bastantes víctimas para que lleguemos a aterrorizarnos de las políticas que se emplean y como consecuencia irán cambiando y darán un respiro. No me cabe en la cabeza que estos recortes vengan porque Alemania sea el káiser de la nueva época. Han sido muchos intereses económicos unidos a la política alemana, pero también han intervenido los grupos hiperpoderosos.

España va a subastar bonos del Tesoro y las bolsas cierran en rojo, la prima de riesgo se dispara... y cuando vendemos, con un interés alto, todo se estabiliza.

Eso se nos escapa, pero la gente que tiene información privilegiada la usa en contubernio con los políticos. La falta de conciencia es muy evidente. Pero cuando empezó el asunto no había malicia en mucha gente, sencillamente había que sacar provecho de eso como todo el mundo. ¿Cómo están dejando pasar a Grecia por unas condiciones más penosas que las que hicieron pasar a Alemania cuando perdió la II guerra mundial? Pues igual que en una guerra se tiran bombas sin pensar que van a matar a personas, a niños... Aunque no es época de guerras, es época de cooperación, por eso yo creo en la salida sin mucho tardar, porque la revolución no es ya la que arregla las cosas sino la cooperación. Y eso lo representan las redes sociales que benefician a todos gracias a la vinculación y no a la destrucción del enemigo.

Los expertos apuntan ya que la política de recortes es ineficaz, pero los gobiernos no escuchan.

Lo harán, lo harán. Primero porque nadie sale ganando de esto. Por eso he titulado el libro La hoguera del capital, porque es un infierno tanto para los ciudadanos como para el propio capital, porque si no tiene clientes pues no sobrevive. Todos salimos perdiendo. A España le expropian Repsol y reacciona como el Cid Campeador pero a los pocos días ya cambia el lenguaje y dice que todos somos hermanos.

¿Usted es de los que tiene fe en que Hollande dé un revés a la situación tras Sarkozy?

Hollande es un blandungo, no sirve para nada. En Francia no es muy estimado, pero es que claro Sarkozy es subestimado. Los franceses nunca podían ni imaginar, con su capacidad de crítica y pensamiento, un presidente tan vulgar como Sarkozy. Es un tipo mediocre y una persona poco representativa de lo que es Francia, que basa su historia en la cultura. Así como en EE UU un presidente culto es sospechoso de comunista, no les gusta que piense mucho, por eso los presidentes norteamericanos tratan de hacerse populacheros.

¿Hay posibilidades de que la población se rebele? ¿Será el modelo del 15-M?

El 15-M es muy simpático, pero es un movimiento para hacer lo que ha hecho, manifestar el malestar social de manera pública, pero desde el punto de vista de la eficiencia es que ni siquiera tiene un programa. Son como niños pequeños, dicen a todo no, no.... Para mí la verdadera revolución creo que está en las redes sociales.

¿Cómo es posible que soportemos que nos hayan engañado, que nos hayan robado, que nos hayan manipulado, mientras quien lo hace queda impune?

Bueno lo de que quede impune obedece a que la Justicia está tan corrompida como ellos y la política lo mismo. Si me dices cómo es posible que nos roben sin quemar los bancos, pues sí, eso ha sido una parálisis en la sociedad provocada porque las organizaciones colectivas como los sindicatos han ido descomponiéndose también. Han sembrado la idea, y los medios de comunicación hemos contribuido, de que esta crisis es una maldición divina y es difícil encontrar a los responsables. Podemos decir que los del Bank of America son unos hijos de puta, pero tampoco estamos seguros de lo que han hecho.

¿Seremos una sociedad sin educación, sin sanidad, sin cultura?

Yo no creo que la cultura tenga que ver con esta crisis. Esto que dice Vargas Llosa de que la cultura culta ha desaparecido me parece una visión rancia de la cultura. La cultura no se encuentra en los departamentos de las universidades ni en los ateneos ni en determinados libros difíciles. La cultura está confundiéndose con la sociedad. Ahora los creadores no son los artistas necesariamente, son también los creativos de publicidad, los diseñadores, los que hacen los story board para los videojuegos. Lo otro corresponde a un mundo en el que existían en lugar de asignaturas, disciplinas. Las cosas se aprendían con esfuerzo y la cultura era una especie de calvario. Eso de que tenías que leer el Ulises aunque te aburriera era una especie de dictadura de la élite, entre la cual él no se da cuenta pero Vargas Llosa se incluye. La cultura ya no es una cosa excepcional en manos de gente elegida.

Me gustaría acabar con algún mensaje positivo de todo esto...

Pues que creo que esto no va a durar mucho y que la reflexión que se haga en el cambio de las políticas económicas y sociales debe ser una reflexión guiada por la atención al ser humano y no tanto por los números.

¿Si vuelve el año que viene podremos seguir pagando este café con euros?

...Yo creo que no.