Un 12% de los alumnos de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) no cumple los pagos en los cuatro periodos preceptivos para sufragar las tasas universitarias, si se acoge a la modalidad fraccionada, según la institución académica. Lo que significa que doce de cada cien estudiantes son morosos, es decir, unos 2.700 alumnos de los matriculados en el centro superior.

El vicerrector de Estudiantes y Empleabilidad de la ULPGC, Nicolás Díaz de Lezcano, afirma que esa tasa de morosidad "se mantiene estable" en los últimos años aunque a su juicio es previsible que "la crisis pudiera provocar una tendencia al alza" de los impagos.

El vicerrector subraya que "se trata de una previsión porque esa media se mantiene en los últimos años, cuando ya se había instalado la crisis económica".

Las dificultades de los alumnos y sus familias para afrontar el pago de las tasas no implicarán, por el momento, medidas extraordinarias por parte del Rectorado para paliar la situación.

A diferencia de lo que han determinado hace algunas semanas algunas universidades públicas, como las de la Comunidad Valenciana, que han pactado permitir a partir de 2013 el pago en diez mensualidades, la ULPGC no modificará las condiciones actuales.

Unas condiciones que impone el Gobierno regional en su decreto de precios públicos por los servicios académicos de las universidades canarias y que establecen cuatro periodos de pago que se extienden a lo largo del curso, empezando por el primero al realizar la matrícula y siempre que no se haya solicitado una beca.

"Por el momento no habrá medidas adicionales", según ha manifestado el vicerrector Díaz de Lezcano al respecto.

Eso sí, la ULPGC dice estudiar "caso por caso" y de forma "individualizada" los que se refieren a situaciones particulares de estudiantes con dificultades para hacer frente al compromiso económico derivado de su matrícula, tal y como se viene haciendo hasta ahora.