"Estamos sufriendo la globalización en la cultura, en todo el mundo se lee lo mismo, se lee a Ken Follet aquí, en México, en Estados Unidos..., lo pequeño, lo local no es capaz de trascender en su propio espacio natural, un espacio como Sila permite hacer visibles estas literaturas digamos minoritarias". Es la reflexión que hacía ayer en Casa África el escritor y guionista Carlos Álvarez, que mantuvo una charla por videoconferencia con el escritor senegalés Abasse Ndione.

Ambos autores tienen en común su predilección por el género negro y policíaco que en Senegal adquiere una dimensión distinta a los estereotipos occidentales. El paro, la corrupción y la emigración son una constante en la obra de Ndione, escritor de una visión cinematográfica motivada tras la adaptación al cine de su libro La vida en espiral. Dice Álvarez que "es curiosa la adaptación que se hace de este género con un imaginario social muy distinto que incorpora elementos clásicos de este tipo de novelas y otros totalmente diferentes, y creo que tiene que ver con la tradición oral en estos países".

El Sila, en su jornada de tarde, celebró ayer una mesa redonda sobre literatura en el Marruecos contemporáneo con la presencia del escritor Abderrahman El Fathi y los profesores de literatura en las universidades de Casablanca y Rabat Larbi El Harti y El Hassan Boutakka, y en el encuentro Diálogos de Mujer y Literatura. La segunda jornada hoy miércoles arranca con el IV Encuentro de Biblioteconomía.