CC-NC ha presentado una enmienda de totalidad al proyecto de reforma educativa del Gobierno central por considerar que supone una "ruptura de los principios democráticos" que han alimentado la educación durante los últimos 30 años en España, y porque creen que la nueva norma será "especialmente perniciosa para Canarias". El diputado nacionalista Pedro Quevedo, que será el portavoz en el debate de totalidad del próximo día 17 en el Congreso, asegura que Canarias "parte en desventaja ante una ley sin ficha financiera porque somos la comunidad peor financiada y por tanto la que más se va a ver afectada" por recortes de inversión estatal en tema educativo.

Además, según Quevedo, la mayoría de los contenidos del proyecto del ministro de Educación, José Ignacio Wert, inciden también en un empeoramiento del sistema educativo canario porque afectan de manera especial en territorios con mayor abandono escolar temprano, o más índice de desempleo por la devaluación que conlleva de la Formación Profesional

"El debate sobre la ley Wert va a convertirse en una gran enmienda social y política a la totalidad sobre las intenciones del Gobierno", afirma el diputado de CC-NC. Quevedo asegura que esta será "la ley más corta de la historia" porque está elaborada "con la más absoluta soledad social" y con la oposición de toda la comunidad educativa y de todas las demás formaciones políticas y "será derogada en cuanto haya un cambio de gobierno".

"Es todo lo contrario al gran pacto de Estado que debería producirse en una materia tan importante como la educación", señala el diputado por Las Palmas, quien asegura que "el Gobierno del PP está empeñado en aprovechar la crisis para golpear los derechos adquiridos de la sociedad española en relación con los servicios públicos". "Esta es una respuesta ideológica del PP a la crisis, en la que recoge todas las aspiraciones de la Conferencia Episcopal", subraya Pedro Quevedo, quien destaca también el afán "recentralizador" del proyecto.

En este sentido, asegura que la ley "imposibilita seguir apostando por una escuela pública plural, enraizada social y culturalmente en su entorno e integradora de la diversidad" y que "niega la construcción, desde la escuela, de la identidad canaria". La enmienda de CC-NC señala que "Canarias ha sostenido y demanda mantener la competencia en el diseño e implementación del currículo en la línea de realizar y actualizar una propuesta articulada de contenidos que permitan potenciar las singularidades de nuestro entorno, de nuestra economía y de nuestra identidad".

Quevedo destacó ayer que la ley Wert "sustituye la educación en valores por la Religión o por eso que llaman espíritu emprendedor, que parece fomentar la idea de que todos los alumnos deben ser empresarios". "Es una ley que segrega la educación por sexos", dijo.