El vicepresidente y consejero de Educación del Gobierno de Canarias, José Miguel Pérez, ha reclamado al Estado que abra el grifo de las contrataciones del profesorado y eliminen la normativa referente a la tasa de reposición que ha disparado en los últimos años los niveles de interinidad en las plantillas docentes. Así lo afirmó en el acto oficial de inauguración del curso 2014/2015 en Secundaria y Bachillerato, celebrado ayer en el IES Santa Brígida en el que estuvo acompañado por el presidente del Ejecutivo regional Paulino Rivero.

José Miguel Pérez hizo estas declaraciones en referencia al informe de la OCDE publicado el martes, y que recoge los datos del curso 2011/2012. "A pesar de que llevábamos tres años de crisis, la inversión educativa en España del Ministerio de Educación era del 5,5% del PIB. Hoy por desgracia, esa inversión se ha desplomado".

En segundo lugar, el consejero apuntó la desestabilización de las plantillas docentes, "por lo absurdo de determinadas políticas" en referencia a la normativa que sólo permite reponer el 10% de la plantilla que se jubila, es decir, que por cada diez jubilado solo se puede contratar un profesor funcionario. "En el curso que evalúa el informe de la OCDE, el último año del Gobierno de zapatero, y el primero de Rajoy, un 90% de la plantilla del profesorado en España está a tiempo completo y por tanto estable, con un nivel de interinidad muy bajo. En este momento está disparado ese nivel de interinidad por esa norma sobre la tasa de reposición que en mi opinión no tiene mucho sentido".

Pérez apuntó que dicha medida "nos está saliendo hasta más cara", por lo que "yo le pediría al Gobierno de España que retire, en el ámbito de la enseñanza no universitaria y por supuesto también en el de la universitaria, la limitación que viene dada por esa tasa de reposición absurda que no está sirviendo para nada, está destrozando las universidades y está generando un problema que no teníamos".

Formación Profesional

El titular de Educación en Canarias acusó al Estado de ir en contra de las recomendaciones de la OCDE, sobre todo en la Formación Profesional. "Había un problema con la FP y es que era poco demandada, sobre todo la superior, y la OCDE recomendaba a España que acometiera el abordaje de este problema. Con la nueva Ley educativa, la Lomce, el gobierno de España se ha desentendido de la Formación Profesional, y se ha metido con la ESO que era algo que la OCDE no cuestionaba en España". A este respecto apunta que la política que lidera el ministro Wert ha generado "un problema en la ESO, de desigualdad de oportunidades, de revalidadas innecesarias con unos costes adicionales que no van a ningún lado, y un problema de segregación temprana de estudiantes. Por lo tanto se han equivocado, no siguen las recomendaciones de la OCDE".

Pérez lamentó que España esté retrocediendo en política educativa y solicitó que se vuelva a una financiación del 5,5% del PIB, y que esa cantidad "la superemos en el plazo de tiempo conveniente. Hay que invertir mucho más y evitar este retroceso educativo".

Por su parte, el presidente Paulino Rivero, ratificó la apuesta de su gobierno por la Educación en Canarias y aseguró que van a mantener el nivel de financiación en este ámbito. "No sabemos qué va a pasar el próximo año, pero sí sabemos que no habrá menos dinero para Educación a pesar de los recortes en Madrid. Las políticas educativas y sanitarias van a seguir siendo prioritarias en Canarias, y en concreto los recursos a la educación en ningún caso serán menos de los que hemos tenido en el presupuesto del presente año", indicó.

Novedades

En el curso que arranca, la Consejería ha puesto en marcha una serie de novedades como la Red de Centros Innovadores para la Continuidad Escolar, que trata de promover la mejora de los aprendizajes, avanzar hacia la reducción del abandono escolar temprano, y fomentar la innovación educativa en Canarias; la implantación de la materia de Educación Emocional y para la Creatividad, que tiene como finalidad garantizar la educación integral de la persona; así como la experiencia piloto en dos centros públicos de Canarias denominada Bachibac, un programa de doble titulación de Bachillerato español y francés, además de aumentar en 1.300 plazas la oferta de las Escuelas Oficiales de Idiomas.

Otra novedad que viene impuesta por la implantación de la Lomce es la FP Básica. "Aún no sabemos el número de matrículas porque no se ha cerrado los plazos, pero toda la demanda que los centros nos han solicitado para estudiantes de FP Básica ha sido atendida al 100% y de ello, hemos logrado dar respuesta en el 90% de los casos a la primera opción. Esto ha costado mucho porque no hemos recibido un duro para esta nueva modalidad educativa", señaló Pérez. El director general de Formación Profesional, José Moya, apuntó que las previsiones para la FP Básica son mantener el número de alumnos de los programas de cualificación, que ascienden a 4.000.

Falta de información con los libros

La Plataforma de Directoras y Directores de Canarias de Infantil y Primaria, han manifestado su protesta por la falta de información respecto a los libros de texto por parte de la Consejería de Educación, "ya que no hemos tenido instrucciones sobre el cambio de los mismos y el momento en que se tiene que hacer no es otro que junio, y así las familias poderse organizar en el periodo estival". "No podemos quedarnos callados mientras se pone en tela de juicio, con sus correspondientes críticas, las decisiones tomadas por los claustro durante junio y que seamos los que socialmente aparezcamos como derrochadores ante los cambios que eran necesarios, puesto que el alumnado lleva cinco cursos con los mismos libros y están totalmente deteriorados". Aseguran que la Plataforma es consciente de la dificultad que conlleva la implantación de una ley educativa "y más, cuando van a coexistir dos leyes en el mismo año escolar", y afirman que están "tomando decisiones importantes en los centros por indicaciones que NO nos llegan por los cauces legales sino por vía correos electrónicos o borradores ".