Las 12as Jornadas Autonómicas sobre Cáncer de Mama y Ginecológico arrancan mañana en el salón de actos del edificio de Humanidades de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), con una serie de ponencias durante dos días, hasta el jueves, dirigidas a pacientes y familiares que busquen información sobre los avances médicos en la lucha contra estos dos tipos de cáncer.

Bajo el lema Cada día una nueva esperanza, las jornadas estarán enfocadas hacia la "individualización", puesto que "los tratamientos ya no son iguales para todo el mundo", señaló ayer Pedro Lara, director del Instituto Canario de Investigación del Cáncer (ICIC), durante la presentación. "Estamos asistiendo a un gran cambio y las perspectivas son positivas, porque hemos pasado de la mastectomía y la quimioterapia para todo el mundo a la cirugía conservadora para casi todos los pacientes, que es mucho menos agresiva", explica Lara.

Durante la presentación, el experto aprovechó para declarar que espera que los cinco aceleradores lineales del Hospital Dr. Negrín estén en funcionamiento el próximo verano de 2015. Según Lara, el cuarto equipo se encuentra en un estadio muy avanzado y se prevé su culminación antes de estas navidades, mientras que la obra del quinto también se encuentra en una fase avanzada. Con esta equipación, "se duplicaría el servicio del centro hospitalario" al pasar de tener tres aceleradores lineales a cinco, así como dos tac y dos quirófanos. "Esto supondrá un alivio a una situación muy deficitaria en Canarias", afirmó Lara.

Impulsadas por el ICIC y la Asociación Canaria de Cáncer de Mama y Ginecológico (ACCMG), con el apoyo de la ULPGC y el Cabildo grancanario, las jornadas nacen con el propósito de formar para prevenir a la ciudadanía. "Se trata de unas jornadas para los pacientes, no para los profesionales", señaló el experto, "es una oportunidad para que la gente cuente con médicos y profesores universitarios que les expliquen, en su lenguaje y en su ambiente, cuáles son las posibilidades nuevas para ellos". Por su parte, Marisa Herrera, presidenta de la Asociación Canaria de Cáncer de Mama y Ginecológico, indicó ayer, durante la presentación de las jornadas, que "cuando se está formado y se conoce la enfermedad, se tienen más fuerzas para afrontarlo y se goza de una mayor calidad de vida".

En cuanto a las conferencias de esta edición, los organizadores destacan las ponencias Del tratamiento sistémico, a las plataformas genéticas, que imparte Laura García Estévez, jefa de la Unidad de Mama del Hospital Universitario Sanchinarro (Madrid), mañana, a las 17.00 horas; Cáncer y sexualidad. ¿De verdad es el paciente oncológico el centro de todos los esfuerzos?, a cargo de Koldo Martínez Urionobarrenetxea, especialista en medicina intensiva; y Células madres uterinas, mañana, a las 18.30 horas; y Células madres uterinas: Una nueva arma contra el cáncer de mama, que imparte el investigador José Schneider Fontán, catedrático de Obstetricia y Ginecología de la Universidad Rey Juan Carlos, el jueves, a las 18.30 horas.

Con respecto al lema que da nombre a las jornadas, Lara asegura que "hoy en día, la nueva esperanza es una realidad" y "debemos estar contentos con el resultado de los tratamientos para el cáncer de mama y ginecológico". En este sentido, Lara señala que el 90% de los casos de cáncer de mama se corresponden con tratamientos de diagnóstico precoz, lo cual permite que vivan más mujeres y que el impacto de la terapia sea menor, toda vez que, por lo general, "ocho de cada diez casos se cura".

"Ocho de cada diez mujeres con cáncer de mama reciben una cirugía conservadora, un tratamiento de radioterapia localizado y sistémico y el 80% de las pacientes se cura", declaró Lara, que asegura que se trata de una enfermedad "cada día, más superable". En cuanto al cáncer de útero, señaló que la medida de prevención para las jóvenes consiste en la vacuna contra el papiloma mientras que, para quienes no la hayan recibido, la citología es importante para la detección de la enfermedad antes de que se convierta en cáncer.

A pesar de las buenas expectativas para el cáncer de mama y de que, según la última encuesta de Globocan para España en 2012, "no estamos entre las tasas de incidencia más altas", Lara asegura que la "incidencia del cáncer de mama crece en todo el mundo". En el caso de España, se debe a factores como un alejamiento progresivo de la dieta mediterránea, que favorece la tendencia a la obesidad y la diabetes, y a un mayor consumo de tabaco entre mujeres. No obstante, las tasas de la mortalidad se reducen con motivo de la detección precoz, por lo que es importate realizarse mamografías a partir de los 50 años.