Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Universidad

La ULPGC asesora a Francia en un plan de energía sostenible en la isla Reunión

La empresa estatal de electricidad gala contrata a un equipo del instituto Siani para hacer los modelos predictivos de consumo energético en 3.500 viviendas

Un equipo de investigadores del Instituto Universitario Siani de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) ha asesorado en los dos últimos años a la empresa estatal de electricidad de Francia, Électricité de France (EDF), en la implantación de un sistema mixto de suministro energético, mezcla de energía convencional con fotovoltaica e hidroeléctrica, para el sector de consumo doméstico en la isla Reunión.

El proyecto, con una financiación pública de 30 millones de euros y centenares de millones adicionales provenientes de la financiación privada, se denomina Millener y es un ensayo en población real de la implantación de un sistema energético sostenible en un territorio insular. Afecta a unas 3.500 viviendas y a una población en torno a los 10.000 habitantes.

Millener es un experimento para entender mejor el consumo de los individuos y su objetivo es mejorar la gestión de la red eléctrica, explorando soluciones para optimizar asimismo la gestión de la demanda de energía durante las horas-pico y, al mismo tiempo, con el propósito de la sostenibilidad medioambiental mediante la reducción de las emisiones de CO2.

La aportación del equipo de docentes e investigadores de la División de Calidad, Eficiencia y Sostenibilidad (CES) del Instituto Universitario de Sistemas Inteligentes y Aplicaciones Numéricas en Ingeniería (Siani) ha sido crucial para la aplicación con éxito del Millener en Reunión, una isla situada en el Océano Índico, vecina a la de Madagascar y al continente africano en su vertiente sur.

Los científicos del SIANI disponen de una herramienta informática, Tafat (un vocablo aborigen canario que significa luz), capaz de dibujar modelos predictivos que ayudan a establecer y planificar políticas realistas de gestión de la demanda, en este caso de electricidad por parte de los consumidores.

Tafat es, en realidad, un software desarrollado y actualizado por el equipo del CES desde 2009 capaz de realizar simulaciones complejas. Es decir, componer modelos mediante lenguaje informático que son capaces de describir al mínimo detalle, en el caso de Millener, todos los puntos de consumo energético en una vivienda (desde una tostadora hasta el aparato de aire acondicionado, por ejemplo), y a escala, partiendo de la unidad mínima de una casa hasta componer un barrio, una ciudad o una isla como Reunión.

Con la herramienta ya desarrollada y actualizada, los investigadores del Siani trabajaron durante alrededor de año y medio en la elaboración de los modelos, su ejecución supercomputacional después, y la realización de los informes que, finalmente, serían analizados por los gestores de Millener para su aplicación en las viviendas que participaron en el proyecto. En concreto localizadas en los núcleos urbanos de Saint-Pierre, en el sur de la isla, con una población global de 76.000 habitantes; y de Saint-Paul, en el noroeste de Reunión y con casi 100.000 personas.

De los datos informáticos que obtuvieron los investigadores del CES la empresa estatal francesa de electricidad EDF extrajo información indispensable, valiosa y determinante para implantar con acierto y éxito Millener, un macroproyecto en el que participan una quincena de empresas y entidades francesas y alemanas como BPL Global, Delta Dore, Edelia, Saft, Schneider y Sunzil, en el primer grupo; junto a universidades e institutos de investigación galos y germanos del prestigio del KIT (Karlsruhe Institute of Technology, del que se dice es el equivalente del MIT estadounidense en Europa), junto al Eifer, European Institute for Energy Research, el Instituto Europeo de Investigación de la Energía.

En este elenco de prestigio en innovación, un claro ejemplo de transferencia de conocimiento producto de la investigación, no aparece ninguna firma española: ni empresarial, ni de orden académico ni tampoco de actividad científica. Sólo esta división del Siani de la ULPGC, una institución académica con apenas 25 años cuyos investigadores disponen de una herramienta de simulación de modelos predictivos que no tiene parangón internacional.

Eso explica el interés de incorporarlos a Millener por parte de franceses y alemanes, que trabajan también con sus modelos de simulación desde hace años pero a un menor grado de complejidad de la que son capaces de representar los investigadores grancanarios empleando Tafat y su propio lenguaje informático de programación de esos modelos, igualmente diseño del Siani y que han bautizado con otro nombre canario, Tara.

"Tafat simula escenarios posibles desde una situación hipotética de partida", explica Mario Hernández Tejera, catedrático de la ULPGC, director de la división CES del SIANI y coordinador del equipo. "Es una herramienta de ayuda a la planificación de soluciones que sin los modelos predictivos se harían a ciegas, sin saber qué efectos van a tener, sobre todo en entornos tan limitados y sensibles como los de una isla".

El equipo del Siani ha concluido este año ya su trabajo para Millener, que está ahora en fase de implantación en Reunión con resultados de éxito. "Nuestros informes", señala José Juan Hernández, director de proyectos del CES, "han servido a la compañía eléctrica para tomar decisiones acerca de cómo gastar con más acierto 30 millones de euros de dinero público".

Compartir el artículo

stats