El presidente y consejero delegado de Sony, Kazuo Hirai, aseguró ayer en Las Vegas, en Nevada, que el ciberataque atribuido a Corea del Norte y sufrido por el estudio de Hollywood de esa corporación japonesa fue "despiadado" y "mezquino".

Hirai aprovechó su visita a la feria de la electrónica CES que comienza el martes en la ciudad de los casinos para hablar por primera vez en público sobre ese suceso que ha terminado por generar una nueva escalada de tensión entre Washington y Pyongyang.

"Tanto los antiguos empleados de Sony Pictures Entertainment y como ciertamente los actuales fueron desafortunadamente las víctimas de uno de los ciberataques más despiadados y mezquinos que hayamos conocido en la historia reciente", indicó el ejecutivo nipón.