La reina británica Isabel II, de 88 años, se ha convertido en la monarca reinante más longeva del mundo, tras la muerte del rey saudí Abdalá bin Abdulaziz, a los 90 años de edad. La reina británica, que llegó al trono en 1952 tras la muerte de su padre, Jorge VI, supera en edad al sultán de Malasia, Abdul Halim Muadzan, y al rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej, ambos de 87 años. La monarca Isabel II cumplirá 89 años el próximo mes de abril. LA PROVINCIA