Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Médico adjunto de psiquiatría

Adrián Neyra: "La urgencia psiquiátrica tiene que evitar la desesperación en el paciente"

El facultativo, integrado en el equipo sanitario del Hospital Doctor Negrín, participa en el XIV Congreso de Médicos Residentes de Canarias

Adrián Neyra: "La urgencia psiquiátrica tiene que evitar la desesperación en el paciente"

Adrián Neyra: "La urgencia psiquiátrica tiene que evitar la desesperación en el paciente"

¿Qué suele caracterizar a las enfermedades psiquiátricas de las demás patologías que les llegan a los médicos de urgencias?

El tema de las urgencias psiquiátricas son diferentes a las demás, precisamente, porque tienen un efecto de voluntariedad, o involuntariedad, ya que el paciente muchas veces acaba siendo derivado al hospital en contra de su voluntad porque uno de los síntomas más graves de la enfermedad es que el paciente pierde la capacidad de decidir. Si hay una esquizofrenia descompensada, el paciente no es consciente de que está enfermo, y tiene que ser derivado en contra de su voluntad a un hospital porque hay riesgo de que se pueda hacer daño a sí mismo o haya daño para la salud de otros. Y eso es un aspecto muy común de las urgencias psiquiátricas y hay que ser muy cuidadoso. Pero es bastante frecuente. Entre el 5 y el 10 % de las urgencias son a nivel psiquiátrico.

¿Y qué papel ocupa en este caso el tutor o la persona encargada del enfermo?

Normalmente suelen ser los familiares los que vienen con el paciente a urgencias porque hay algún caso nuevo o alguna novedad que requiere una intervención urgente. Siempre en todos los hospitales hay psiquiatras de guardia, y por eso hacemos este taller. Es una patología que se ve con frecuencia.

¿Qué inconvenientes hay en la medicina a la hora de abordar estos trastornos?

El estigma, porque la psiquiatría está llena de estigmas y los pacientes son muy difíciles de tratar y muy distintos, por lo que a muchos profesionales nos da miedo y no nos informamos lo suficiente. Es una especialidad que o te gusta mucha y te interesas mucho por ello o no te gusta nada y no te interesas por ella. Es muy importante que ese estigma vaya desapareciendo porque mejorará el trato no sólo por nosotros sino por todas las especialidades. Es importante que nosotros podamos ayudar a conocer mejor las enfermedades mentales que pueden aparecer en urgencia para disminuir el estigma.

En el taller le ha dado una especial atención al suicidio.

Sí, porque es la principal causa de urgencia psiquiátrica. Durante una guardia en el Hospital Negrín pueden llegar una media de tres o cuatro pacientes con riesgo suicida en 24 horas. Y es algo que hay que manejar muy bien. El médico tiene que prevenir que no vuelva a pasar, y tiene que investigar por qué, las causas, contar con el apoyo familiar y valorar el psiquiatra si se ingresa o se da el alta. Los médico que asisten a este taller son todos de atención primaria que atienden pacientes deprimidos y que tienen que valorar todo eso.

¿Cuál es la frecuencia de Canarias con respecto a España?

No hay cifras oficiales. Sólo que aquí se ven mucho los síntomas depresivos, la ansiedad. La mente es como una mochila que se va llenando y la persona depresiva es porque no puede más. Y cuando no puede acumular tanto se rompe y aparece la desesperación que está relacionada con el suicidio a corto plazo. Y ahí está la urgencia, evitar el sentimiento de desesperación en pacientes deprimidos.

¿Existe en las Islas alguna patología mayoritaria?

No a nivel de frecuencia. Pero hay mucha consanguinidad en el sur de la Isla. Y aumenta la aparición de enfermedades que tienen que ver con los factores genéticos como esquizofrenia, trastorno bipolar o depresión.

Compartir el artículo

stats