Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los nuevos fármacos pretenden hacer del cáncer una enfermedad crónica

Los medicamentos actúan sobre el sistema inmune para aumentar la eficacia de la terapia en algunos tipos de tumores primarios y, sobre todo, en la metástasis

Los nuevos fármacos pretenden hacer del cáncer una enfermedad crónica

Una nueva batería de fármacos de inmunoterapia, que empezarán a comercializarse este año tras rebasar la fase de ensayo clínico, persiguen convertir el cáncer en una enfermedad crónica sobre todo en aquellos pacientes afectados por metástasis, el proceso que extiende las células malignas a otras zonas del organismo desde el tumor primario.

El objetivo de lograr "cronificar" la enfermedad, como en su momento consiguió la investigación biomédica con el sida, es aún "complicado" aunque se está logrando aumentar la supervivencia en algunos tipos de tumores, según explicó ayer Pedro Lara, jefe del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín

Los nuevos medicamentos concentran su actuación terapéutica en el reforzamiento del sistema inmunológico del paciente, vital para luchar contra la progresión de esta patología e intentar su curación, y en paralelo a la acción de otros tratamientos como los que se emplean en quimioterapia.

Esta nueva generación de los denominados fármacos personalizados, dirigidos específicamente a tipos de tumor y de enfermos, es una de las novedades referidas en la edición de este año del curso Canarias contra el cáncer, que ayer comenzó en el Club La Provincia y organiza el Instituto Canario de Investigación del Cáncer (ICIC).

Este foro que reúne a diferentes expertos de la investigación, la atención sanitaria y la docencia relacionados con la enfermedad es ya un clásico en la divulgación oncológica que vienen realizando los expertos del ICIC durante los últimos trece años en el Archipiélago.

Dirigido por Marta Lloret y Pedro Lara, del hospital capitalino, y con el apoyo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), el curso arrancó con la presentación de Nicolás Díaz Chico, profesor de la institución académica y las conferencias que pronunciaron el propio Lara y Luis Alberto Henríquez, docente del Departamento de Toxilogía también de la ULPGC.

Inhibidor

"Es difícil pensar en una curación de la enfermedad, pero con estos nuevos fármacos lo que pretendemos es cronificarla al máximo en los pacientes con metástasis", explicó Lara, que intervino en esta primera jornada del ciclo del ICIC de Qué es un cáncer y estrategias terapéuticas.

Una de las dificultades de los tratamientos oncológicos está originada por el enmascaramiento del tumor al sistema inmune, desde el que se alerta sobre la presencia de los procesos patológicos y se proporcionan al organismo las armas para combatirlos y conseguir devolver la salud al individuo.

Los fármacos de nueva generación ofrecen anticuerpos "que inhiben al inhibidor, que frena el sistema inmune, de forma que este sea reconocido", explicó el oncólogo. "Combinados con la quimioterapia las células y zonas malignas quedan al descubierto"lo que proporciona a la postre más efectividad a los tratamientos, con la curación o una mayor supervivencia.

Estos medicamentos "potencian el sistema defensivo," del organismo y lo hace "más efectivo" en la lucha contra la enfermedad, "bien en la zona del tumor primario, pero sobre todo en los pacientes con metástasis. Son fundamentales en algunos tumores, como los melanomas", indicó el especialista.La capacidad de respuesta ha pasado en algunos casos del 5% al 10%.

Además de la inmunoterapia, otro de los tratamientos de última incorporación es la combinación de cirugía con radioterapia en tumores muy localizados.

De forma que en el mismo acto quirúrgico se le administra al paciente, con la extirpación de la zona afectada por la enfermedad, la dosis de un tratamiento que de manera convencional se proporciona durante sesiones que ocupan cinco semanas.

El Dr. Negrín lleva aplicando este tratamiento desde hace dos años a pacientes con cáncer de mama. "La semana pasada se realizó la primera intervención en el Materno Infantil", explicó Lara, para empezar a dispensar la terapia a los enfermos de referencia del complejo hospitalario universitario Insular-Materno Infantil. Además, en la actualidad se trabaja para utilizar esta técnica en tumores con otras localizaciones.

Y es que la complejidad del cáncer dificulta, pese a los progresos en el diagnóstico y las terapias logrados en las últimas décadas, hallar tratamientos más contundentes que hagan vislumbrar la curación aunque en algunos tipos de tumor, como el de mama, esta se logra en casi 9 de cada 10 casos detectados, según recordó Lara.

Sin embargo, de la letalidad de la enfermedadcuya prevalencia aumenta con la edad habla el que el cáncer haya rebasado en algunos países occidentales a la patología cardiovascular como primera causa de muerte en la población.

Los factores ambientales, junto a los genéticos, están en el origen de la enfermedad, como recordó ayer Luis Alberto Henríquez en su conferencia Contaminación ambiental y cáncer. "Vivimos en un planeta contaminado por infinidad de sustancias" que inciden en la salud de las personas, de los animales y el medio ambiente.

El efecto de esas sustancias de riesgo en el desarrollo de la enfermedad "es un proceso que tarda años en producirse", según Henríquez. "Los factores ambientales son muchísimos y, además, interactúan de manera diferente en cada individuo". Uno de ellos, la contaminación, está vinculado a la aparición del cáncer de pulmón.

Compartir el artículo

stats